Desde la CPM insisten en que es “inhumano” el estado de los penales en la Provincia

Frente a la nueva ola de frío, alertan sobre las condiciones en las que viven los reclusos en penales bonaerenses. nte a la nueva ola de frío, alertan sobre las condiciones en las que viven los reclusos en penales bonaerenses.

En medio del frío invierno, tiempo en que las temperaturas se encuentran por debajo de los 10 grados, el estado del sistema penitenciario no deja de verse afectado. Desde la Comisión Provincial por la Memoria reiteran que las condiciones “son inhumanas”. 

La referente de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Nora Cortiñas hizo hincapié en dos ejes que están vinculados: la “superpoblación en las cárceles” en medio de la “fuerte ola polar”.  “Rechazamos totalmente lo que está ocurriendo en el sistema carcelario de la Provincia. Estar en esa situación ya es suficiente castigo para ellos”, comentó la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, en diálogo con Info Región

Cortiñas calificó el presente de los penales de “inhumanos” haciendo referencia a que son “lugares sucios, fríos y con poco espacio para la cantidad de personas que hay”.

Finalmente, la referente de la CPM pidió la inminente resolución de la situación. “Las Madres lo denunciamos y queremos que este presente que están viviendo estas personas cambien cuanto antes”, comentó en charla con este medio.

La justicia penal de Trenque Lauquen dispuso hace algunas semanas la clausura del calabozo de la Comisaria de General Villegas por falta de calefacción. Y esta situación puede encontrar réplicas porque los reclusos deben afrontar los días en condiciones “inhumanas”.

“Desde que Vidal declaró la emergencia penitenciaria y en seguridad, se sumaron 9.000 detenidos. Hoy hay 49.000 personas presas, 3.100 en comisarías, cuando el Servicio Penitenciario Bonaerense tiene 21.000 plazas. La situación es crítica, y genera condiciones inhumanas de detención”, advierte la CPM en uno de sus informes. Desde ese organismo denuncian también que “los niveles de sobrepolación y hacinamiento llegan hasta el 300 por ciento en distintas unidades carcelarias de la Provincia.

En febrero, la CPM alertó sobre el estado de las dependencias y los roedores, tras la confirmación de un caso de Hantavirus en un penal. “Las malas condiciones de detención y la presencia de roedores hacen de las personas allí alojadas una población en grave riesgo”, asegura la CPM, que tras la confirmación del caso advierte que “este hecho se inscribe en la grave crisis sanitaria en cárceles, comisarías, centros cerrados para jóvenes y neuropsiquiátricos que, año a año, produce enfermedades y muertes por desatención de la salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *