Denuncian venta de turnos en Hospital Perón de Avellaneda

  La directora Elena Raymondes atribuyó a prácticas ilícitas y a la fuerte demanda de pacientes del PAMI las extensas esperas de los vecinos para atenderse en el centro de salud.

Las complicaciones que sufren los vecinos para obtener un turno en el Hospital Interzonal General de Agudos Presidente Perón de Avellaneda fueron atribuidas por su directora Elena Raymondes a irregularidades como la venta de turnos y a la fuerte demanda por parte de pacientes del PAMI.
La funcionaria reveló además otras situaciones anómalas que afectaban a los pacientes: 40 por ciento de ausentismo del personal, falta de personal en la guardia y un funcionamiento inadecuado de la asociación cooperadora, que obligó a intervenirla.
“Había quienes sacaban hasta diez turnos y los vendían”, precisó Raymondes, agregando que encontró al nosocomio “devastado cuando asumimos”.
“Colas interminables”
Varios pacientes del hospital -ubicado en Anatole France 773, Sarandí- se quejaron sobre dificultades para obtener la atención. Gladys Muñoz, quien se atiende junto a su esposo, aseguró: “Hay colas interminables para un turno y cuando llegamos a la ventanilla dicen que no hay para ciertas especialidades. Contra los doctores no tenemos nada, atienden muy bien, pero los turnos son largos y el problema comenzó este año, es terrible en invierno, hay gente que se descompone por tanta horas, a las 5 de la mañana ya hay gente, hubo veces que tuve que ir a las 3 de la mañana para asegurarme que podía sacarlo”.
Sobre las quejas de los pacientes, la directora del hospital, Elena Raymondes enfatizó que “este hospital estaba devastado, no había gente en la guardia y existía un 40 por ciento de ausentismo”.
En cuanto a los turnos, precisó: “Hay una capita muy grande del PAMI, no dan abasto las ventanillas, tenemos la cooperadora intervenida hace 10 meses, ahora se hará cargo un abogado».
Y concluyó: «Sabemos del problema de los turnos y esperas de madrugada, pero había 3 personas que pedían turnos y los vendían, algunos hasta 120 pesos. Eso lo denunciamos. Pero esa gente, incluso uno me quiso pegar, nunca desaparece. Nadie se puede llevar más de dos turnos, vamos cortando ciertas cosas que pasaban”.
Fuente: AvellanedaHoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *