Denuncian que hay presos que “padecen hambre” en penales bonaerenses

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) denunció este miércoles que las personas privadas de la libertad en la provincia de Buenos Aires «padecen hambre», y constató que en los últimos meses «se agravó la falta o carencia completa de alimentos» en los depósitos de las unidades penitenciarias.

Al respecto, voceros del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) admitieron demoras en la provisión de carne a los depósitos de los penales, pero aseguraron a Télam que la situación estará normalizada en un plazo máximo de 72 horas.

La CPM elaboró un informe basado en inspecciones que se realizaron durante el año, en el que destacó que «la comida que hay -en las cárceles bonaerenses- es poca y de mala calidad».

El organismo envió además el documento al ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, y le pidió que «explique las razones del desabastecimiento» y «tome las medidas necesarias para proveer de manera urgente los alimentos previstos en las licitaciones contratadas».

También reclamó que «garantice la provisión de dietas especiales por razones de salud, algo que prácticamente no existe en ninguna cárcel de la Provincia, agravando las condiciones clínicas de las personas que padecen VIH, diabetes o hepatitis».

«Hay cárceles en donde faltan alimentos indispensables desde hace meses. Es muy habitual la ausencia de frutas y verduras por largos periodos, y la carne y el pollo, que deberían proveerse todas las semanas, llegan pocas veces. En algunas unidades no hay queso desde hace un año, mientras que productos como leche, huevos, aceite o yerba pueden faltar por meses», detalla el estudio.

Si bien desde el SPB admiten problemas en la provisión de carne, aclararon que la situación fue solucionada y que desde mañana a primera hora -con un plazo máximo de entre 48 y 72 horas- comenzarán a llegar los pedidos a los establecimientos carcelarios.

Por su parte, los voceros del SPB explicaron que «siempre hubo alimentos secos y vegetales para cocinar y alimentar a los más de 43.000 detenidos en las unidades penitenciarias que dependen de la Provincia».

En tanto, la situación denunciada por la CPM ya había sido constatada por la Defensoría General de Azul, que informó recientemente sobre el «grave desabastecimiento» en unidades penitenciarias de Alvear, La Plata, Olmos, Romero y Gorina.

Asimismo, la Asociación Argentina de la Justicia de Ejecución Penal expresó en un comunicado su «consternación y sentida preocupación» por la falta de alimentos en las cárceles bonaerenses, y exhortó a «todos los poderes del estado provincial y nacional a regularizar la situación».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *