Denuncia penal contra el Hogar Seres

Hogar-SERESAnoche una madre, le tocó vivir una odisea, producto de la “comodidad” y la falta de interés de funcionarios judiciales específicamente jueces que por tratarse de un sábado en horas de la tarde noche, omiten asumir sus obligaciones y son capaces de argumentar con un léxico jurídico una falacia procesal.

Hoy muchos reivindican los derechos humanos, hablan de lo que no se hizo, y tal vez uno de los instrumentos jurídicos más relevantes y citados fueron los “Habeas Corpus”, ayer, sábado 11 de abril, una madre, su hija (hermana del menor afectado) y su abogada, tuvieron que experimentar la burocracia y el desprecio por los derechos del niño de varios juzgados que estando de TURNO se negaron a recibir el escrito, que se fundaba en la protección de la integridad psicofísica del menor.

El Habeas Corpus se encuentra contemplado en el Art.7 inc 6 del Pacto de San José de Costa Rica, incluido en la reforma Constitucional de 1994, a través del Art. 75, inc. 22 de la Constitución Nacional, siendo explícito, a pesar que ya gozaba de vigencia operativa efectiva en la jurisprudencia, por el Art. 43 de la C.N., reglamentado por la Ley 23.098.

El Hábeas Corpus es una de las garantías que regula los derechos fundamentales de un individuo y depende de un mandato constitucional. Es decir que toda persona que se viera privada de su libertad o que sintiera amenazada su seguridad individual, puede solicitar a un juez con jurisdicción en la zona en cuestión un mandamiento de Hábeas Corpus a través del cual se le restituya su libertad.

Si bien la urgencia de los derechos tutelados admite la recepción de cualquier Juez para adoptar las medidas cautelares que correspondan y luego derivar la cuestión de fondo al competente, la realidad, parece darle la espalda a los que menos recursos tienen.

En este caso, la abogada especialista en niñez, adolescencia y familia, Dra. Laura Selene Chaves Luna, representa a una madre de origen peruano, de condición humilde y que habita en una villa de la Capital Federal, lo que al parecer, la hace menos “atendible” que otros con mejor fortuna o posición económica, uno puede imaginarse que pasaría con esta mujer si no contara con el asesoramiento jurídico.

El menor X, de tan solo 9 años, se encuentra internado (privado de su libertad y de su madre) en el Hogar Seres del partido de Avellaneda, ubicado en la calle 12 de octubre 275, pleno centro de Avellaneda, allí, según constancias que se encuentran incorporadas al expediente judicial de familia, no estaría recibiendo un trato correcto, existen problemas respecto a la dosis de medicación que se le suministra y presentaba hematomas en el cuerpo que las autoridades del lugar no supieron justifica, por lo cual su madre preocupada planteo esto a la abogada, la que previó verificar los extremos de riesgo para el menor, entendió que la mejor y más expeditiva medida judicial era un Habeas Corpus Correctivo.

La causa judicial tramita ante el Juzgado Civil con competencia en Asuntos de Familia Nº 87 a cargo de la Jueza Dra. Giordannino, a pesar de que en tiempo y forma, cumplimentando las formalidades necesarias, se presento un Habeas Corpus ante este magistrado, pasadas 24 hs., no se adoptó ninguna medida cautelar o de protección sobre el niño, solo se dio vistas al Defensor de Menores, sin notificar a la parte actora, a pesar de haber aportado dirección electrónica la que mantiene en todos sus escritos.

La demora en las resoluciones del juzgado mencionado, se agravan en cuanto a que además, se ha complicada para la parte actora ver el expediente por encontrarse siempre a despacho. Pero especialmente por el hecho de que el menor sería víctima de malos tratos por parte del personal del hogar, los que incluyen maltrato físico.

Con la consiguiente preocupación se intentó presentar el recurso en el Juzgado Criminal y Correccional de Instrucción en turno, siendo este el Juzgado Nº 43 que subroga actualmente el Dr. Alberto Julio Baños, los que se declararon incompetentes, mal informando que debía ser presentado el recurso ante el Juzgado Federal Nº 2 de Lomas de Zamora, a cargo del Juez Carlos Alberto Ferreiro Pella donde a pesar de estar en turno, no se encontraba nadie, y se derivó luego de insistir al Juzgado Federal Nº 1 de Quilmes, a cargo del Juez Luis Antonio Armella, por lo que ante la certeza de que no había nadie para recibir el recurso, se recurrió a la presentación de una denuncia penal, con la urgencia de preservar la integridad física del menor, en la comisaría con jurisdicción en el hogar, la 1ra de Avellaneda, donde expuestas las circunstancias el personal policial realizó la correspondiente consulta con el Fiscal en turno de la UFI Nº 2, el Dr. Mario Prieto, quien se ocupó de que el personal policial reciba la denuncia y adjunten copia del recurso de Habeas Corpus, expediente que será remitido al Juzgado de Garantías en turno Nº 9 del Dr. Luis Carzoglio.

Ahora resta saber qué hará la justicia para preservar la integridad física del menor, como medio de prensa nos preocupa la conducta de varios de los funcionarios judiciales ante un riesgo en la integridad física de un menor, pero especialmente es preocupante y hasta para ser analizada la forma en que el Juzgado Nº 87 ha tratado la causa, las medidas que se han adoptado, las demoras, todos hechos que afectan a los derechos del niño, pero también que evidencian que hay juzgados que no funcionan como uno espera de quienes se supone son los responsables para administrar justicia.

Así como muchas veces criticamos la falta de capacitación policial ante temas de familia, esta vez, el personal policial, se encontraban todos los jefes por el hecho de que se jugaba el partido de Racing como local, mostraron preocupación por atender a la abogada y la familia del menor, hecho que la abogada agradeció e informó a este medio que la mamá ahora estaba más tranquila, la policía no solo hizo lo correcto, sino que el trato fue amable.

Cuesta creer que los que siempre se critican de estar poco capacitados, de ser fríos y duros, hayan entendido la situación, porque muchos son padres, porque todos saben que un niño necesita afecto y que en estos temas, siempre es necesaria la intervención judicial para corregir lo que sea necesario corregir.

El caso está a la luz, los involucrados también, ahora resta que cada uno haga su trabajo, una madre y una sociedad esperan justicia.

 

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

7 comentarios de “Denuncia penal contra el Hogar Seres

  1. Gracias por informar y describir tan detalladamente la realidad desesperante del niño, su familia, y quienes ejercen su defensa, cuando quienes deben brindar cuidados mínimos se ponen a espaldas. Nada de lo que esta familia y su aboga han transitado quedará sin sus buenos frutos, en favor del niño que necesita respuestas aquí y ahora.
    Saludos a Uds. Atte.-
    Estudio Jurídico B&F

  2. Pingback: Nueva denuncia contra el Hogar Seres | El Sindical.com.ar

  3. Resulta confusa la nota y la información es imprecisa. Habría que ver por qué el niño se encuentra alojado en ese hogar ya que podría ser por una medida de protección de derechos.
    Por otro lado, faltaría entender por qué tiene esos hematomas. Las cuestiones de medicalización de los niños es compleja, habría que ver si está diagnosticado con un trastorno mental, qué medicación toma, por qué y si esos hematomas no son por la necesidad de una contención física ante una excitación psicomotriz.
    Saludos.

  4. Lo único confuso es defender un lugar con muchas denuncias justificando en un potencial que no es real, por otro lado no puede haber protección de derechos vulnerando derechos básicos de los niños, si se realizaron las denuncias judiciales será la justicia la que determine si lo hecho es lo correcto o no, mi trabajo es informar la situación, que se tenga conocimiento de que en ese lugar pasan cosas muy confusas, por otro lado Emanuel, si ese es su nombre, la gente de bien, hace los comentarios con nombre y apellido.

    Marcelo Ricardo Hawrylciw
    Editor General

  5. Quisiera saber donde y como se puede realizar una denuncia contra este hogar. El nieto de una amiga fue alojado ahí sin explicación alguna con 10 años porque dijeron que el EOE escolar lo derivó al hospital Piñero y ellos lo recluyeron en el Tobar García y como había habido un par de situaciones graves ahí, lo sacaron y lo enviaron al Seres, sin que el menor tuviera grandes inconvenientes de aprendizaje ni de conducta. Nadie les explica a los familiares el motivo por el cual está aislado, medicado, bajo tutela de un juez y sin poder ser visto por familiares.
    Muchas gracias!

  6. La madre o en este caso su abuela deberían consultar con un abogado especializado en familia, o bien asesorarse en la policía para saber qué está pasando.

  7. Lugar de mierda, deberían cerrarlo, el descuido que sufren los niños, la falta de profesionalidad que tienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *