Defensoría del Pueblo de Avellaneda, mucho ruido y pocas nueces

Apelando al concepto de que solo vale lo que se muestra, la Defensoría del Pueblo de Avellaneda, que hoy tiene a 3 «defensores» que de derecho entienden y tienen poco, apelan a lo más sencillo hoy para los políticos, la publicidad.

Aprovechando la necesidad de varios medios locales, que por una magra pauta prestan sus sitios para cartelera de políticos, la Defensoría del Pueblo de Avellaneda saca comunicados que dan pena, porque poco aportan a la problemática del Grooming y donde los breves conceptos publicados en el comunicado son ridículos en la forma que se han expresado, evidenciando que el autor del comunicado poco entiende al respecto.

Más aún, en su momento María Laura Garibaldi se colgó para cartonear prensa del escándalo sexual con menores en el Club Independiente, pero en la práctica poco hizo y aportó la Defensoría del Pueblo de Avellaneda.

Es una vergüenza que con 3 responsables la defensoría siga siendo un lugar sin relevancia para los vecinos y una «cueva» para militantes políticos.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *