Dante Sica desvincula a Reinke del SOEME en medio de denuncias de corrupción

Conrado Reinke fue removido de su cargo como interventor del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME). Había presentado una tarjeta gremial vinculada a una empresa que fue de su propiedad.

En su lugar fue designado Julio César Simón, un delegado normalizador que deberá llamar a elección en un lapso no mayor a 45 días. Es decir, deberá hacer en días lo que el anterior interventor no hizo en un año completo. Vale recordar que Reinke asumió la responsabilidad de ordenar las cuentas del SOEME el 2 de febrero de 2018.

Respecto a la noticia publicada en el Boletín Oficial, quien tomó la decisión de desvincular al ahora ex interventor fue el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Enrique Sica. Aunque no dio explicaciones sobre el caso y considerando la reciente denuncia de este medio, la decisión política parece evidente.

Puertas adentro del SOEME cuestionan que, tras un año de intervención y numerosos gastos, Reinke abandona el gremio sin haber presentado un informe de lo actuado.

Reinke cobró la friolera de 230 mil pesos mensuales. Un sueldo que, si se lo multiplica por los doce meses en que cumplió su función, arroja un número cercano a los 3 millones de pesos.

Conrado Reike era el encargado de proponer, administrar, supervisar y ejecutar las política, planes y acciones de formación profesional para cubrir las necesidades de personal de las empresas y organizaciones, a través de las Gerencia de Empleo y Capacitación Laboral y Oficinas de Empleo Municipales, en coordinación con las autoridades provinciales.

Abogado por la Universidad de Buenos Aires, Reike trabajó en los estudios Chiodo & Asociados; Zang; Bergel y Viñes; O´Farrell y Mairel, entre otros. Desde 2010 hasta 2015 fue titular del Estudio Reinke, desde el cual brindó asesoramiento contencioso, en políticas laborales en el ámbito del derecho Colectivo e Individual, asesoramiento a empresas y gremios de Transporte en Materia Legal y de formación profesional.

Sumado a su perfil profesional, Conrado Reike guarda íntima relación con las  personalidades políticas de la ciudad. Amigo del Intendente Martiniano Molina, Reike participó de numerosos timbreos en la ciudad y fue parte activa de la campaña 2017. Además, el nuevo titular del SOEME es íntimo amigo del diputado provincial y ex Jefe de Gabinete de la comuna, Guillermo Sánchez Sterli.

El caso no solo muestra que los interventores de CAMBIEMOS han sido peores que los secretarios generales desplazados en cuanto a corrupción se refiere, sino que además deja en evidencia la ineptitud y encubrimiento por parte de Laura Alonso a cargo de la OA (Oficina Anticorrupción) en cuanto a la falta de controles y de sumarios a los funcionarios que incumplen en la presentación de las declaraciones juradas o falsean su contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *