Daniel Sabsay, cuando los diplomas no alcanzan

    El Dr. Daniel Sabsay, es un hombre de un impresionante C.V profesional, catedrático y jurista reconocido a nivel mundial, nadie puede dudar de sus conocimientos y formación académica, pero todo eso no lo hace ni dueño de la verdad ni que sus opiniones estén por sobre el resto de los mortales.

Egresado de la UBA, con postgrado en la Facultad de Derecho de París en Francia, titular en diferentes y reconocidas universidades, especialista en Derecho Constitucional, consultor nacional e internacional, con importantes premios en Francia y México, este sólido profesional ha iniciado un camino de declive respecto a la capacidad para interpretar y asimilar la vida misma.

Su critica posición a la libertad de Cristina Fernández de Kirchner, considerando que debería estar detenida y que la posición del Senado en cuanto a no otorgar desafueros de legisladores hasta que no exista sentencia condenatoria firme, evitando así que los senadores puedan ser sometidos a una prisión preventiva, lo muestra como alguien que en lo emocional es débil, ya que si bien se puede compartir o no su visión, uno espera de un erudito del derecho que por lo menos aplique en sus dichos, premisas constitucionales que son garantías en nuestro sistema, la presunción de inocencia, la igualdad ante la Ley y que la libertad es la regla y la prisión la excepción.

Si su posición y preferencia es la de que los legisladores no se escuden en sus fueros, entonces debería el abogado estar informado para no terminar demostrando que los diplomas no son una garantía de congruencia y coherencia al momento de exteriorizar su posición política.

Si nos limitamos a entender que su queja es que hay quienes tienen evidentes privilegios en los procesos judiciales, por su capacidad de contratar a estudios legales para su defensa, no menos cierto es que esta situación se da todos los días en los distintos departamentos judiciales y no recuerdo haberlo escuchado expresar su enojo o preocupación.

Hoy los medios lo convocan como un referente académico para tener títulos ganchos con sus opiniones sobre el kirchnerismo, pero especialmente sobre Cristina Fernández de Kirchner con quien posee un encono que no disimula, a la que ah llamado el experto en constitucionalismo y consultor de los DDHH, bruja, perversa y nazi, incluso la acusó sin pruebas pero sí por sus sospechas de haber ordenado una persecución sobre su persona que derivaron en el incidente donde intentó quitarse la vida.

El abogado suele tener conductas y respuestas fuertes cuando es entrevistado y se lo consulta por algo que no es de su agravado, demostrando poseer una conducta muy similar a la hybris.

Uno espera de estos iluminados del derecho argumentos y un equilibrio en sus declaraciones, humildad para no pretender callar a otros porque la única verdad es la suya.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *