Daniel García y otra payasada en su gestión

Cuando uno cree haber leído todo lo ridículo que un político con años en el partido ha dado para publicar como es el caso de Daniel García, quien por algo se lo conoce como «el loco», el tipo se supera y sorprende al meterse en cuestiones que no corresponden para un Defensor del Pueblo y que tienen que ver con cuestiones netamente políticas.

García parece creer que la Defensoría del Pueblo de Avellaneda está a su servicio, cuando en realidad es todo lo contrario, él está al servicio de los vecinos ocupando un cargo en la Defensoría.

Esto pasa porque los concejales de Avellaneda, una vez que juran se dedican a cuestiones de interés personal o partidario en lugar de trabajar por los vecinos, así, todos gozan de una IMPUNIDAD que les da ciertas libertades y excesos.

En el último comunicado García se ha enterrado como nunca solo, por su propia lengua en un pantano del que no ha quedado bien parado, no es necesario ser abogado para informarse u opinar sobre cuestiones generales o de la actualidad, pero hay que tener respeto por el cargo y no decir cualquier pavada que se le venga en mente.

A continuación la imperdible payasada jurídico-política de García:

La justicia argentina ha sido selectiva en su forma de actuar frente a los casos de prisiones que son de público conocimiento.   En Argentina hay actualmente presos y presas  políticos a quienes,  no se les ha respetado el debido proceso legal, no se les ha concedido la presunción de inocencia y se les ha violado su derecho a defenderse.   Estos condenados políticos, primero mediáticamente,  no han sido juzgados de manera imparcial y se ha presumido su culpabilidad como una cuestión de Estado.  Ellos y Ellas, antes de ser apresados y procesados, ya estaban condenados por decisión política, con el aval de las corporaciones mediáticas sostenedoras del régimen persecutorio.   Se ha participado de un mecanismo de aplicación de exceso de prisión preventiva: una medida cautelar que obliga al imputado a ingresar en prisión, durante la investigación y hasta la celebración del juicio, afectando su derecho de libertad personal durante un  prolongado.   Dichos procedimientos contrarían el principio del estado de inocencia, penando al acusado antes de demostrar su supuesta culpabilidad, siendo además imposible de reparar los daños que se le cause si es declarado inocente. Ya sean años a su reputación,  (salud como ha quedado demostrado), vida laboral o privada.    “Aun cuando la libertad durante el proceso es la regla y siendo la prisión preventiva la excepción, el Estado mantiene en prisión a las víctimas por plazos superiores a los establecidos por la propia legislación y convenciones internacionales y bajo condiciones ultrajantes”   La justicia argentina jugando con pestilentes ficciones legales ha tirado por la borda el principio de debido proceso de la ley penal, amparado por el derecho convencional y la Constitución Nacional.   Una justicia que actúa en forma parcial, con ánimo persecutorio, donde las víctimas se encuentran en procesos que nunca terminan, y por la modalidad no pueden acceder al derecho a no ser sometidos a la prisión preventiva prevista en la legislación interna. Las víctimas están en una eterna prisión preventiva.   En términos firmes y precisos, por quienes tienen por mandato la obligación de hacer cumplir los pactos internacionales como corresponde, es imperioso manifestarse por el respeto al debido proceso en juicio, y a abandonar la práctica parcial y abusiva de las prisiones preventivas, que han sido utilizadas como botines de guerra política.   En el perfeccionamiento del sistema democrático y de todas sus instituciones, propugnamos por la libertad de los presos políticos, hechos que hubiéramos creído desterrados de nuestra historia reciente.

Por el contenido ridículo de este comunicado Daniel García debería renunciar o el HCD de Avellaneda reemplazarlo, es de una enorme gravedad institucional que alguien que se supone está capacitado para defender los derechos de los ciudadanos de Avellaneda, no sepa dónde está parado.

No es correcto que un Defensor del Pueblo mal gaste los recursos con comunicados que degradan su función y su supuesta imparcialidad, obvio que tiene derecho a opinar lo que quiera aún siendo ridículo, lo que no está bien es que use la oficina de prensa de la Defensoría, los medios a los que paga pauta para promocionar disparates como este comunicado.

Solo García se ha dado un tiro en el pie, porque es él quien manda los comunicados, no lo fueron a entrevistar y descarrió, sino que se trata de un acto de irresponsabilidad.

Habla en genérico de presos y presas políticos, de una justicia que a las víctimas las tiene en prisión preventiva por años, cuando la prisión preventiva es solo aplicable a los imputados de un delito y con las excepciones que establece el Código Procesal de cada provincia.

El propio Jefe de Gabinete Cafiero refirió que en la Argentina no hay presos políticos, sino que lo que hay es prisiones preventivas mal aplicadas o abusivas y es la definición más correcta en contra de los disparates que enuncia García.

En su piri pí pí ideológico, tan sube y baja como él, solo acierta en algunas cuestiones públicas y evidentes, que tienen que ver con algunos funcionarios judiciales y su interpretación y aplicación de las normas vigentes, no es correcto para un defensor hablar de que la justicia esto o aquello, cuando la justicia es una institución y las instituciones no pueden ser juzgadas como tal, sí sus miembros, pero García en eso es prudente, no menciona a nadie, ni a los supuestos presos políticos, ni a los que violan la Ley.

Este tipo de personajes solo pueden ejercer cargos públicos relevantes en Avellaneda, donde tenemos un Director de Tránsito como Ramón Leiva que es un fantasma o una Directora de Transparencia como es la abogada Geraldín García quien no sé sabe si concurre a la oficina o trabaja online desde algún lugar secreto.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *