Daniel García el «señor humo» de Avellaneda

Dice el refrán que el zorro pierde el pelo pero no las mañas y bien podemos decir que Daniel García sigue fiel a sus mañas de vender humo y simular que trabaja posando para fotos para las redes sociales y con anuncios tan ridículos y carentes de contenidos que dan vergüenza ajena.

Ya anteriormente había advertido del mal uso de los medios con pauta que hacen los defensores que han pasado por la Defensoría del Pueblo de Avellaneda, Vinagre se mostraba en los parabrisas traseros de algunas líneas de colectivos, Garibaldi usaba los medios pagos para darle relevancia a sus viajes como si se tratara de un líder político y García lleva el ridículo al extremo al tomarse fotos con mala producción y peor aún el comunicado de la gente de prensa de la defensoría.

Tan poco serio es el comunicado de la Defensoría del Pueblo de Avellaneda que García es Garica.

Si no fuera que la Defensoría nos cuestan millones a los vecinos de Avellaneda, sería gracioso lo que hace García y hasta simpático, desde que asumió viene amagando con que van a tomar medidas contra EDESUR, ya antes anunció que estuvo personalmente en el ENRE, no informaron quién o quienes lo recibieron, como tampoco hubo una foto de la supuesta reunión. Ahora les comunica a los vecinos que va a accionar contra EDESUR en el ENRE, porque según sus propias palabras EDESUR no respeta las indicaciones del ENRE, es decir, va a accionar contra la empresa en el organismo que la empresa no respeta, curiosa medida y pérdida de tiempo, pero muy del estilo de García, mucho ruido y pocas nueces.

Con todo lo que denuncia García, alguien debería indicarle que el camino correcto es la justicia, que la función del Defensor del Pueblo es representar debidamente a los vecinos buscando soluciones y no la rosca política.

Si a García le queda grande la Defensoría que alguno de los que llevó a trabajar con él le hagan ver que esto no suma, por el contrario es ridículo.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *