Críticas de Lorenzetti a la clase política: «Se instaló la mediocridad, gritar y escandalizar»

El juez de la Corte publicó un texto en su blog en lo que parece ser una crítica al discurso del presidente Macri. Además apuntó a toda la dirigencia política.

En su blog personal, Ricardo Lorenzetti, ex presidente de la Corte Suprema y actual ministro del máximo tribunal, criticó fuertemente a la clase política en medio de una fuerte división en la Corte.

En su columna, comienza con un cuestionamiento al discurso de Mauricio Macri en el Congreso y dice: «La mediocridad se ha instalado: es necesario gritar, insultar, denunciar, disfrazarse o escandalizar para llamar la atención y lograr la ansiada adhesión de los ciudadanos. Pero todo eso se evapora en minutos y es cuando nos damos cuenta de que todo sigue igual y es necesario pensar algunos problemas como el diseño de nuestras instituciones».

Añade además: «El futuro es esperanza, pero en Argentina suele repetir al pasado. Los procesos políticos nacen adultos con promesas institucionales, que van dejando de lado y evolucionando hacia la infancia. Los consensos iniciales se degradan paulatinamente en divisiones irreconciliables».

El jefe de la Corte de 2017 a 2018, plantea que «los grandes temas como seguridad, educación, jubilados, exclusión social, cárceles o la infraestructura permanecen, se trasladan de año en año. El miedo nos paraliza, porque cada tanto hay una crisis derivada de esa falta de solución profunda» por lo que especifica: «En los últimos cincuenta años hemos visto cómo las personas deben preocuparse más de los abruptos cambios de contexto que de sí mismos».

«Debería ser distinto: conducir hacia el futuro sin mirar el espejo retrovisor y dejar de lado el miedo para sembrar esperanza, porque es la manera en que crecen las sociedades», propone.

Al concluir el texto manifiesta: «La gobernabilidad consiste en saber administrar la diversidad de factores que interactúan. La multiplicidad de nacionalidades, de creencias, de ideas políticas, de factores económicos, requieren flexibilidad y no rigidez».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *