Crece la morosidad en el pago de las expensas

El nivel de incumplimiento de, al menos, una cuota mensual es del 30 %.

La crisis económica produjo severas complicaciones en todas la actividades y los administradores de edificios no están ajenos a la situación general. Según datos recabados, en Capital Federal hay un 30% de morosidad al menos un mes en el pago de las expensas, mientras que hace dos meses era del 25%.

En diciembre último, el informe «Canastas de consumo», que realizó la Dirección Nacional de Estadísticas y Censos de la ciudad de Buenos Aires, arrojó que una familia tipo abonó en promedio $2.369 mensuales de expensas, cuando por el mismo servicio en 2017 se tenían que pagar $1.657. Pero hoy la situación se ha agravado y los atrasos en el cumplimiento generaron numerosas intimaciones y acciones judiciales.

«Soy propietaria y por ahora las pago, aunque este último tiempo se me complicó. Creo que en mi edificio las expensas están altas porque somos muchas unidades y el reparto de los gastos están caros. El servicio que nos brindan es nada a comparación a los $ 4 mil que pago», expresó Mercedes, de Balvanera, a este medio.

Si bien depende de la zona y las características de un edificio, los valores de los gastos de mantenimientos muchas veces, no se justifican. En la actualidad, el 70% de los vecinos de la Capital Federal reside en departamentos. Y para quienes alquilan la situación es más dura, ya que gastan alrededor del 54% del ingreso en este punto. «Yo soy inquilino y siento que me están matando. Desde que me jubilé recibo $ 8 mil pesos por mes y más de la mitad se me va en expensas. Así que no me queda otra que salir a hacer changas para poder cubrir este gasto. Me parece demasiado pero si no lo hago, no sobrevivo», mencionó Abel, sumamente indignado.

En los últimos meses, la morosidad en los pagos se ha transformado en un dolor de cabeza para cientos de consorcistas que, con el fin de no generar más gastos, se han inclinado por achicar los costos destinados a las tareas de mantenimiento de los edificios como pintura, reparación de terrazas o palieres.

Sin embargo, la situación preocupa. En caso de no abonarse las expensas en el lapso de 90 días, los propietarios corren el riesgo de quedarse sin su casa. Pero en cambio, si quien no tiene las cuentas al día es un inquilino, la resolución pasará primero por dejar sin efecto el contrato y, en el peor de los casos, será el dueño de la vivienda quien deba enfrentar esos gastos. Sin embargo, se están dando situaciones en las que los propietarios, al no poder pagar el monto acumulado, optan por vender el inmueble y salir del problema.

Para Armando Pepe, presidente del Colegió Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), el alto número de morosidad en las expensas en Capital Federal es producto de la terrible situación por la que transita el país. “La gente abona únicamente lo que le van a cortar, como la luz, el gas o el teléfono”, explicó.

“Este es un tema serio porque si en un edificio de diez departamentos, tres no pagan, nosotros siempre tenemos que hacernos cargo”, dijo Pepe, quien agregó que “en abril pasado había un 25% de inquilinos que no pagaba los gastos del mantenimiento y ahora ese número roza el 30%, cuando históricamente era un 3 o 4%”.

“No pasa por el monto, pasa porque la sociedad está asfixiada por la cantidad de aumentos brutales que tenemos. No hay plata, por eso no se paga. Y todo por la inflación; este es el peor momento de la Argentina y nunca se vio un porcentaje tan significativo”, continuó. “Cada consorcio tiene que resolver con su administrador para el cobro de las expensas. El propietario quiere tener su renta, el inquilino quiere vivir dignamente, pero suceden estos problemas y se genera un terrible malestar entre los propios vecinos”, finalizó el titular del Cucicba, en el marco de un panorama que promete ir en aumento. Algunos especialistas han especulado que en los próximos meses la morosidad llegará al 35%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *