Corrientes:Hallaron la avioneta perdida con dos cuerpos en su interior

La aeronave estaba desaparecida desde el martes, tras despegar de la ciudad de Posadas con rumbo a Paraná. Fue encontrada en la ciudad de Santa Rosa, Corrientes, luego de que se detectara la señal de un teléfono celular.

La aeronave del empresario misionero Omar Ratti, extraviada desde el martes tras despegar desde Posadas hacia la ciudad entrerriana de Paraná, fue ubicada hoy en la ciudad de Santa Rosa, Corrientes, donde efectivos de la Policía de esa provincia y de Misiones realizaban un rastrillaje.

La avioneta tipo Lance 4, matrícula LV-X243, fue hallada siniestrada y con dos tripulantes a bordo fallecidos, en un establecimiento agropecuario entre las localidades de Concepción y Chavarría.

Hacia allí se trasladó el coordinador del Centro de Búsqueda y Salvamento Resistencia de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para confirmarlo y así dar parte a la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil y a la Justicia.

La pista fue detectada por estaciones de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) en cercanías del paraje Tacuaral, donde convergen los departamentos correntinos de General Paz, San Miguel y Concepción, luego de que detectaran señales del teléfono celular de uno de los dos ocupantes que viajaban.

Con esos datos, helicópteros del Ejército, de Prefectura y de los gobiernos de Misiones, Chaco y Corrientes centralizaron la tarea en esa zona, con aeronaves propiedad de amigos del empresario Omar Ratti, quien estaba al mando de la avioneta que desapareció.

La aeronave había partido el pasado martes 3 a las 09:14 (local) desde el Aeropuerto de Posadas con destino a Paraná y con un tiempo de vuelo estimado en 1 hora 40 minutos. A las 11:10, ante la pérdida de contacto con el avión, la ANAC activó el S.A.R. (Siglas en inglés de “Search & Rescue) y se procedió a comandar desde el Centro de Búsqueda y Salvamento en Resistencia, todas las acciones para dar con la aeronave, de acuerdo con los protocolos internacionales de rigor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *