Coronavirus, barberías y peluquerías

La prevención del COVID-19 o Coronavirus, pasa simplemente por el hábito de llevar una higiene acorde a los tiempos en que se vive, no hay fórmulas mágicas como pretenden muchos irresponsables acostumbrados a que para todo existe una pastilla, una vacuna o un medio que cure.

El alcohol en gel así pasó a ser la gran cura, que no cura ni previene, los expertos ya han dicho hasta el cansancio que por sobre el alcohol en gel es preferible el lavado de manos y el alcohol al 70% o bien soluciones con agua oxigenada o lavandina.

No hay mejor prevención que el aislamiento, dado que pocos respetan la distancia y la correcta higiene, frente a un agente tan agresivo y contagioso, pero hay conductas que son más graves que no respetar el aislamiento y justamente por ser tan habituales a muchos se les ha pasado por alto.

Horas antes del anuncio oficial del aislamiento obligatorio, medida que se sabía con 24 horas de antelación y además se conocían los muertos y contagiados en Europa, mucha gente en lugar de cuidarse y exponerse fue hasta última hora a barberías y peluquerías, quizás por la gran ignorancia que hay en muchos aspectos y de los que pocos tienen en cuenta.

Una barbería o peluquería debe tener protocolos de higiene que no son solo estéticos, sino necesarios por muchas enfermedades que se transmiten por contacto o por alguna lesión que no necesariamente debe ser visible. La correcta esterilización de los elementos que se utilizan, evitan desde simples infecciones bacterianas a una remota y grave enfermedad como el VIH, otras actividades están alcanzadas por los mismos riesgos como los centros de tatuajes o colocación de piercing.

Pero al tratarse de la pandemia del COVID-19, me voy a limitar a contactos sencillos y de transmisión, como son las barberías y peluquerías.

Nombro en primer lugar las barberías por el hecho de que se conoce desde hace años muchos estudios al respecto de si la barba es higiénica o no y los resultados han sido concluyentes al respecto, una barba sin cuidados y sin soluciones específicas, son un alto foco de bacterias, para comprender que no es algo menor, se han encontrado en muchas barbas bacterias similares a las que se encuentran en la materia fecal.

Un estudio llevado a cabo por el microbiólogo John Golobic de Quest Diagnostics en Nuevo México (EE.UU.) ha concluido que vello facial de los hombres contiene bacterias que habitualmente pueden encontrarse en la materia fecal o heces y en los intestinos.

Para el experimento, el experto limpió y analizó el contenido de las barbas de un grupo de voluntarios en el laboratorio, descubriendo que, aunque algunas de las barbas contenían bacterias normales, muchas contenían bacterias similares a las que pueden encontrarse en un váter. Para Golobic los resultados no son sorprendentes ya que estudios anteriores ya habían hallado que las barbas, por lo general, albergan más microbios que los rostros afeitados, puesto que estas atrapan la suciedad y los gérmenes mucho más fácilmente.

La presencia de microbios en la barba puede conducir a infecciones de la piel como la foliculitis, la la inflamación de uno o más folículos pilosos, que suele presentarse de forma habitual tanto en la barba como en las piernas, según aclara la Fundación Internacional para la Dermatología.

La transmisión de bacterias únicamente por el contacto (con un simple beso en la mejilla) provoca que estas bacterias puedan transmitirse con cierta facilidad gracias a la barba, por lo que mantener una higiene adecuada, regular y utilizar un acondicionador, es requisito imprescindible si no queremos renunciar a una barba voluptuosa sin peligro de ser un foco de bacterias. 

El tema del cabello es bastante sencillo de prevenir contagios, aunque muchos suelen tener conductas incorrectas, el cabello es uno de los focos que pueden acumular no solo bacterias, quien alguna vez halla estado cerca de un asado o fritado alguna comida habrá notado que el cabello adquiere un fuerte olor y se pone graso, es como la barba un receptor de cuerpos en suspensión, por lo que lo recomendable es no tocarse el cabello y luego la cara, evitar lugares donde no se respete la distancia entre personas y cuando se regresa de la calle es preferible un buen lavado.

Esto es básico, quienes hayan trabajado en la industria de la alimentación saben de la obligatoridad de usar cofia.

La CNN ha informado que por el crecimiento de contagios las peluquerías y salones de tatuajes cerrarán para prevenir la propagación del Covid-19 en los estados de Nueva York, Pensilvania y Connecticut en Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *