Córdoba: Reelecto con el 54%, Schiaretti afirmó que “la grieta le hace daño al país» y «sin peronismo no hay República»

El gobernador se impone en los comicios con casi el 60 por ciento de los votos. Negri se ubica segundo y Mestre tercero.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, obtuvo la reelección con un contundente triunfo en las elecciones que se desarrollaron este domingo. Con la lista de Hacemos por Córdoba, consiguió el 54 por ciento de los votos, con 36 puntos de ventaja sobre su más inmediato competidor. Además, por primera vez desde 1983, un peronista gobernará también la ciudad de Córdoba capital.

Con el 95 por ciento de los mesas escrutadas, en segundo lugar se ubicó el diputado nacional Mario Negri (Córdoba Cambia) con el 17,8 por ciento, mientras que el actual intendente de Córdoba, Ramón Mestre (UCR), quedó tercero con 10,94 por ciento.

En tanto, de acuerdo con estimaciones extraoficiales, la afluencia de votantes fue del 72 por ciento en todo el territorio provincial, mientras que desde la Junta Electoral destacaron que el proceso se desarrolló con “total normalidad” y que “los inconvenientes puntuales se resolvieron rápidamente”.

Triunfo peronista en la Capital

Desde el PJ cordobés también indicaron que el diputado de ese espacio Martín Llaryora ganó la intendencia de la ciudad capital. Desde poco después de las 21 la diputada nacional, candidata a legisladora de Hacemos por Córdoba y esposa de Schiaretti, Alejandra Vigo, lo había anunciado desde el escenario instalado en el comando de campaña oficialista.

El actual vicegobernador se ubicó en primer lugar con 36,9 por ciento, en tanto que Luis Juez, de “Córdoba Cambia”, obtuvo el 19,9 por ciento, y Rodrigo De Loredo, de la UCR, quedó tercer con el 17,7 por ciento.

El discurso de Schiaretti

Poco después de que se escrutaran más del 50 por ciento de las mesas, Schiaretti salió a celebrar el resultado acompañado por su candidato a vicegobernador Manuel Calvo y el intendente electo de Córdoba, a los que se sumaron los candidatos a diputados nacionales y provinciales que integran la lista oficial.

Desde el escenario el gobernador pronunció un dicurso de marcado por una agenda nacional. Conciente de que las miradas de todo el país apuntaban a la provincia mediterránea, se presentó a si mismo como un hombre de origen humilde, militante desde su época estudiantil, y perseguido por la Dictadura. Schiaretti recordó a los 30 mil desaparecidos, y a pesar de ello mencionó con orgullo que es subteniente de reserva del Ejército Argentino.

En su repaso por los temas nacionales, Shiaretti criticó el endeudamiento cuando el dinero no es destinado a obras públicas, se expresó a favor de un Estado presente que aliente la producción y garantice la distribución del ingreso, protestó contra la grieta “con la que algunos especulan para ganar elecciones pero que no sirve para gobernar” y defendió el rol de empresarios, productores agropecuarios y trabajadores en cualquier estrategia de desarrollo.

“Sin peronismo no hay república, y sin respeto a la república el peronismo no tiene destino”, disparó en el pasaje más político de su discurso, para luego reivindicar la moderación como un valor que la Argentina necesita para progresar.

También aclaró que el peronismo cordobés forma parte de “un peronismo Federal, republicano y democrático”, y precisó que a pesar de la diferencia obenida, “ni por asomo” creerá que los cordobeses le concedieron “la suma del poder público”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *