Control a monotributistas

La AFIP detalló que los procedimientos se llevarán a cabo en todo el país y que del total de contribuyentes seleccionados, el 37 por ciento tiene residencia en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires y el 63 por ciento restante en el interior. En total serán visitados 13.200 contribuyentes.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) puso en marcha un «control masivo» de los contribuyentes inscriptos en el régimen de Monotributo, en el que fueron seleccionados alrededor de 13.000 monotributistas que registraban inconsistencias entre los gastos operativos realizados y la categoría de encuadre.

En las acciones previas, a cargo de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social de la AFIP, «se detectaron situaciones extremas tales como: monotributistas inscriptos en la categoría B que presentaban ingresos hasta 10 veces superiores al informado o contribuyentes de categoría C que tenían un gasto mensual de más de 45.000 pesos», informó la AFIP.

A modo de ejemplo, la dependencia señaló que también encontraron «monotributistas de las categorías más bajas (By C) que registraban hasta 33 empleados».

La AFIP detalló que los procedimientos se llevarán a cabo en todo el país y que del total de contribuyentes seleccionados, el 37 por ciento tiene residencia en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires y el 63 por ciento restante en el interior.

La entidad que conduce Ricardo Echegaray señaló que los opertativos buscan combatir el llamado «enanismo fiscal”, figura en la que aparecen los monotributistas que intencionalmente están mal inscriptos en el fisco para tributar menos.

En total serán visitados 13.200 monotributistas a lo largo y ancho de país.

Los inspectores de la AFIP -que trabajarán durante los proximos días días- solicitarán a estos contribuyentes información referente al consumo de energía eléctrica, contrato de locación, metros afectados a la actividad y facturación anual, de manera de determinar el correcto encuadre frente a sus obligaciones tributarias.

«El monotributista tendrá la oportunidad de justificar tal situación, o reconocer su verdadera situación recategorizándose o inscribiéndose espontáneamente en el Régimen General, con los beneficios que para el primer supuesto supone en materia de eximición de la sanción prevista por la ley, que asciende al 50% del impuesto que le hubiere correspondido ingresar», agregó la AFIP.

En caso de que el contribuyente no regularice la situación, la AFIP adviritó que iniciará los procedimientos previstos de recategorización o exclusión del régimen de oficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *