La autopsia confirmó que la causa de la muerte de la modelo Jazmín de Grazia, cuyo cadáver fue encontrado ayer en un departamento del barrio porteño de Recoleta, fue “asfixia por inmersión”, informaron fuentes judiciales.

De acuerdo a los expertos del Cuerpo Médico Forense de la Nación, el cadáver de la joven presentaba “edema y congestión pulmonar” producto de la asfixia que sufrió bajo el agua de su bañera, según publica Telam en su pagina web.

En su vivienda, además, se encontró cocaína, un “canuto” para aspirar la droga y el medicamento Ryvotril, informaron fuentes judiciales a la agencia DyN.

Los restos de la modelo son velados esta tarde en una cochería de la localidad bonaerense de Turdera, en Lomas de Zamora, y luego se realizará la inhumación en un cementerio privado de Burzaco.

El velatorio ya se está realizando en la cochería Casa Fernández, ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen 11.070, de Turdera.