Confirman orden de detención a profesor abusador que se encuentra prófugo

abuso-menoresEl presunto abusador tiene 30 años y tabajaba como profesor de gimnasia en jardines de infantes.  El hombre está acusado de ocho casos, en su mayoría nenas de 3 y 4 años.

Según infromaron fuentes judiciales, la Cámara de Apelaciones y Garantías de Morón confirmó la orden de detención de un profesor de gimnasia sobre el que pesan once denuncias por abuso sexual de niños en jardines de infantes donde trabajaba.

La medida fue adoptada por la Sala 1 de la Cámara que consideró acertada la decisión del Juez interviniente de ordenar la detención de Mariano Volta, que está prófugo, informó el abogado de las familias denunciantes, Ignacio Trimarco.

Se trata de un docente, de 30 años, cuyo domicilio en la zona de Castelar fue allanado sin dar con su paradero, aunque se habría logrado secuestrar elementos que lo comprometen, según dijo  Trimarco.

Los abusos se habrían cometido en jardines de infantes de las localidades bonaerenses de Haedo y Morón, donde trabajaba el acusado y al cual asistían niños de entre tres y cinco años.

El docente está acusado de ocho casos de abuso sexual, en su mayoría nenas de 3 y 4 años, en el jardín de infantes Guillermo Brown de Haedo y otros tres casos en la Escuela 914 de Morón.

La resolución judicial se adoptó “en base a un recurso de habeas corpus que presentó el abogado del profesor para que se revoque la orden de detención, pero Cámara se lo rechazó con costas”, dijo Trimarco.

El letrado anticipó que iniciará “un trámite ante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para que se autorice un pedido de recompensa a quien aporte datos que permitan la detención del imputado”.

De acuerdo a las denuncias, los hechos ocurrieron entre mayo y junio de este año y fueron detectados cuando algunos padres notaron cambios significativos en las conductas de sus hijas.

En las denuncias constan los relatos que las niñas hicieron a sus padres, en los que se detallan juegos que el profesor les hacía realizar y términos que este les decía, como “putita” o “zorrita”.

 

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *