Confirman condenas por «manzanas blancas»

operativo-manzanas-rojas  La Sala II de la Cámara Federal lo confirmó en el caso por contrabando de casi tres toneladas y media de cocaína descubierto en 2010.

El fallo de los jueces Pedro David, Alejandro Slokar y Liliana Catucci alcanzó a los condenados Valentín Temes Coto (52), Nelson Fermín Hinricksen (47) y Claudio Hernán Maidana (35), quienes en el juicio que finalizó en 2013 recibieron penas de 20, 15 y 13 años, respectivamente.

Los tres fueron hallados culpables por el Tribunal Oral en lo Penal Económico (TOPE) 3 del delito de «contrabando agravado por tratarse de estupefacientes, destinados a su comercialización en el exterior y por la participación de tres personas» en calidad de «coautores».

Este fallo de primera instancia fue apelado por las defensas pero la Cámara federal rechazó los recursos de las mismas.

Tras el proceso. Para Slokar, en el juicio quedó «acreditado que de un lado a otro del océano, mediante logística, tecnología, transacciones financieras, servicios jurídicos, etc., se procuraron burlar los controles aduaneros estatales para distribuir y comercializar por el viejo continente un volumen enorme de clorhidrato de cocaína».

De acuerdo a la Justicia, esta droga tenía una pureza del 70 por ciento y su valor económico rondó los 114 millones de euros.

«No puede soslayarse que se trata de una estructura organizativa delincuencial que se desarrolla al amparo de la llamada ‘globalización criminal’, anomalía planetaria que potencia la mundialización de tráficos ilícitos (no sólo de drogas, sino de personas, armas, órganos, especies protegidas, residuos tóxicos), sin límites ni fronteras y con consecuencias lucrativas millonarias», señaló Slokar.

Y agregó: «Una red global de contrabando, con sus ingresos millonarios y efectos poderosos, provoca un enorme impacto en las relaciones internacionales, las estrategias de desarrollo, el desenvolvimiento de las instituciones democráticas y, en definitiva, el bienestar y la pacífica convivencia de los ciudadanos».

Además de las penas. La Cámara Federal dejó firme el decomiso del galpón ubicado en la localidad rionegrina de Allen donde se acondicionaba la droga.

La causa se inició en junio de 2010 cuando la Dirección General de Aduanas (DGA) descubrió mediante imágenes escaneadas en el puerto de Buenos Aires un embarque de 1647 kilogramos de cocaína disimulados en cajones de manzanas de exportación.

Luego, otro embarque que había partido días antes a España fue descubierto el 21 de junio del mismo año la costa de Brasil con 1722 kilos de esa droga.

Definiciones. Los investigadores establecieron que las cajas de manzanas estaban rotuladas con la marca BRISA, propiedad de la empresa Cobeccar SA., (cuyo dueño era Temes Coto, primo del supermecadista Alfredo Coto) y eran exportadas a través de la firma Frutol SRL., representada por Hinricksen y Maidana.

De acuerdo a los pesquisas, el destino final de la droga eran las ciudades españolas de Vigo y Barcelona, donde un grupo de empresas vinculadas al primo de Temes Coto, identificado como David Temes Arnosi, se ocupaba de recibir el cargamento.

La Cámara Federal recordó que en la investigación que las autoridades españolas realizaron en paralelo se estableció mediante escuchas telefónicas que Temes Coto advirtió a su primo sobre el descubrimiento del cargamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *