Condenan a Pedraza y Favale por el crimen de Mariano Ferreyra

juicio-oral-PedrazaLas penas oscilan entre los dos y dieciocho años. A quiénes absolvieron. Las consideraciones del tribunal.

El Tribunal Oral en lo Criminal 21 comenzó con la lectura de la sentencia en torno al crimen del militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra, ocurrido en 2010 durante una protesta de trabajadores ferroviarios. Mientras tanto,  militantes del Partido Obrero y otras organizaciones sociales y políticas de izquierda aguardan alrededor del tribunal desde anoche. Ante los gritos e increpaciones de algunos de los militantes  presentes durante la lectura, el Tribunal decidió llamar a un cuarto  intermedio para desalojar la sala.

Por unanimidad, el fallo dictaminó las siguientes condenas, basados en la figura de «homicidio simple agravado por dolo eventual»:

– José Pedraza y Juan Carlos Fernández, quince años de prisión.

– Pablo Díaz, Christian Favale, Gabriel Sánchez, dieciocho años de prisión.

– Jorge González, Salvador Pipito, once años de prisión.

– Gustavo Alcorcel, ocho años de prisión.

– Luis Mansilla y Jorge Ferreyra, diez años de prisión.

– Gastón Conti, Hugo Lompizano, Luis Echavarría y Rolando Garay, dos años.

– Guillermo Uño y Juan Carlos Pérez, absueltos.

El pedido.

La fiscal María Luz Jalbert y la querella del Centro de Estudios  Legales y Sociales (CELS), que representa a la familia de Ferreyra,  habían pedido que el exsecretario general de Unión Ferroviaria (UF), José  Pedraza, y su virtual segundo en el gremio, Juan Carlos «Gallego»  Fernández, sean condenados a prisión perpetua como «instigadores» del crimen, en un ataque donde hirieron a Elsa Rodríguez, Ariel Pintos y Nelson Aguirre.

De acuerdo con Jalbert, el ataque fue «un plan criminal» planificado por la cúpula del gremio para mantener sus intereses económicos en las tercerizadas y su liderazgo político.

El resto de los pedidos de pena habían sido de diez años para  Gustavo Alcorcel, sindicado como quien llevó al lugar a Favale; nueve  para Daniel González y Salvador Pipitó, por amenazas a periodistas de C5N para que no graben la agresión, y la absolución de Guillermo Uño y  Juan Carlos Pérez, que llegaron a juicio acusados de llevarse y esconder  las armas, hoy libres.

También fueron juzgados siete oficiales de la Policía Federal por supuestamente liberar la zona para que se produzca el ataque, y no haber hecho nada para dar con los autores de los disparos ni recoger prueba en el lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *