Chubut:Crece el escándalo por el robo a una vivienda al lado de la Delegación de la Policía Federal Argentina

Delegación-Esquel-Policía-Federal-ArgentinaEntre las 16 y las 19 horas del martes se concretó el robo de armas de colección y una importante cantidad de objetos de valor entre joyas, dinero en efectivo y aparatos electrónicos de una casa que está pegada a la delegación local de la Policía Federal. “Nadie vio nada”, lamentó Ramiro Ruiz, una de las víctimas del hecho delictivo que se suma a la larga lista del verano.

No hay más ciego que el que no quiere ver, reza el dicho popular que podría ajustarse a esta crónica policial que arranca el martes poco después de las 16 horas cuando el último ocupante de la casa de la familia Ruíz cerró la morada con la intención de realizar trámites habituales. Tamaña sorpresa se llevó cuando a las pocas horas regresaba y se encontraba con la vivienda el mobiliario patas para arriba, todo revuelto, constatando la ausencia de computadoras, cuchillos, armas de colección y costosos objetos personales. A pesar de estar domiciliados justo al lado de la delegación local de la Policía Federal, los cacos aprovecharon la breve ausencia para ingresar y alzarse con todo cuando encontraron de valor y escaso tamaño en el interior de la casa ubicada en calle Alberdi y Ameghino de Esquel.

“Nos fuimos el martes a la tarde entre las 04:00 y las 04:30 y cuando volvimos nos encontramos con que nos habían desvalijado la casa. Se llevaron todo lo que había de valor transportable, no se llevaron los televisores pero sí computadoras, cuatro notebooks, máquinas de fotos, armas de colección, cuchillos y dejaron un gran desorden, todo tirado por el piso”, comentó todavía afectado por lo sucedido el joven Ramiro Ruíz. Su padre, José Luís Ruiz, lamentó que una de las armas sustraídas había sido un regalo recibido varias décadas atrás.

“Robaron un pistolón que me lo había regalado mi cuñado cuando era joven, un pistolón que más que nada tiene un valor afectivo”. Sobre lo sucedido, reconoció que tras el robo “te sentís mal, te sentís violado”. “La vida me ha enseñado que la plata va y viene, el problema más grave es que te sentís violado y ya no vivís con tranquilidad. Aparte nos sentimos felices por el hecho de que no había nadie, no sabemos que hubiera podido pasar si estaba en la casa al momento del robo mi nietita que tiene un año y medio o mi nuera. Molesta también el valor afectivo de las cosas que se llevaron, medallas de la universidad de los hijos, anillos, un reloj de mi padre”. Ramiero por su parte mencionó que “suponemos que entraron por una ventana de mi casa donde se manejaron con un manojo de llaves del resto de la casa. Esta originalmente era una casa grande y yo vivo arriba. Evidentemente estaban al tanto del movimiento de la familia porque nosotros entramos y salimos constantemente. Ayer (por el martes) sabían que no iba a volver por un rato largo, sabían que mi papá no estaba así que algo de inteligencia habían  hecho. Entre las 16,30 y las 19 horas fue el lapso en que la casa estuvo vacía y aprovecharon para entrar”.

Nuevos hábitos Subrayó Ramiero que “llama la atención que nuestra casa esta pegada a la Policía Federal pero me comentaron que no vieron nada, así que no puedo decir nada. Cuando los llamé para que vengan a ver actuaron muy rápido y el policía de guardia me dijo que no habían visto nada. Los vecinos tampoco observaron nada raro, “tenían las persianas cerradas y no vieron nada” Por otra parte, reconoció que “la policía provincial vino muy rápido, tomaron huellas y se pusieron en campaña enseguida para averiguar lo que había pasado, a ver si se podía recuperar lo que se robó. Más allá de que las computadoras tenían el trabajo de cada uno, se llevaron cosas afectivas, adornos, alhajas de mi vieja, una caja fuerte portátil con ahorros de mi papá.

Más allá del robo, creo que la sensación de que entraron a tu casa es lo más horrible. No se si se puede echar la culpa a la policía porque si entraron por un costado no se ve, pero la sensación de impunidad de que se tomaron tres horas para robar y que si los agarran seguramente si son menores salen enseguida. Hasta ahora no habían sufrido robos de estas características, sí una semana atrás nos robaron una moto guadaña de la entrada de coches, pero no le dimos la importancia que tal vez habría que haberle dado. Pensamos que era un hecho aislado pero evidentemente nos equivocamos. A partir de ahora vamos a colocar alarma y cambiar las cerraduras”.

Juan Enrique Coliñir “Sorprende y llama la atención”

El Comisario Inspector Juan Enrique Coliñir, desde la Unidad Regional Esquel de Policía, reconoció que “sorprende y llama la atención” el robo en la casa ubicada justo al lado de la Policía Federal, pero evitó realizar juicios de valor y recomendó a los vecinos estar alerta y comunicarse con el Comando Radioeléctrico ante cualquier inquietud.

El segundo jefe de la Unidad Regional de Policía manifestó ayer en rueda de prensa que “sorprende y llama la atención pero no quiero hacer ningún tipo de juicio al respecto en este caso puntual con esa dependencia policial”. Asimismo, recomendó para evitar hechos delictivos similares “estar muy atentos al movimiento de la gente y comunicarse con los vecinos ante cualquier sospecha. La policía está a disposición y cualquier movimiento raro o sospechoso de vehículos o personas se pueden comunicar al 101 que está a disposición”. Coliñir informó que “la intervención policial se dio en el barrio Jorge Newbery donde un vecino denunció la sustracción de distintos elementos, entre aparatos electrónicos, una caja de seguridad con bastante dinero, e inclusive dos armas de fuego.  Tenemos entendido que en horas de la tarde ingresaron por una ventana lateral de la vivienda que fuera forzada en cierta forma, pero no hubo un daño formal”.

El jefe policial se mostró preocupado sobre todo por la presencia en la calle de las armas de fuego robadas en el domicilio ubicado en calle Alberdi al 300. “Son armas que ingresan al mercado negro y hay que tomar los recaudos necesarios”. Además, apuntó que “se está investigando si hubo apoyo externo o no, estamos trabajando en este aspecto, interviene personal de la Brigada de Investigaciones y Criminalísticas, se levantaron recursos importantes y luego del cotejo esperamos ver qué resultados tenemos”. Calificó de “atípico” el robo sufrido por la familia Ruíz pero “ante este tipo de casos hay que atacar con medidas preventivas para evitar los delitos que se están cometiendo. Hay que tomar recaudos porque más allá de ser ciudades chicas hay cosas que suceden”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *