Chile en llamas: cifras del estallido social 3.600 heridos, 27 muertos y 405 con trauma ocular

Las protestas en Chile estallaron el 17 de octubre contra la cuarta subida del precio del metro en pocos meses y crecieron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y plantear la necesidad de elaborar una nueva Constitución.

A casi tres meses del estallido social que agita Chile, la aprobación de la gestión del presidente Sebastián Piñera sigue a la baja y se sitúa en 10%, mientras que la desaprobación alcanza 82%, según una nueva encuesta conocida este lunes.

Los ministros también tienen registros negativos, ya que exhiben una desaprobación del 80% y una aprobación del 15%.

La encuesta de Cadem Plaza Pública, que se realiza semanalmente a más de 700 personas, indicó además que 62% de los chilenos apoyan la continuidad de las manifestaciones y marchas, frente a 36% que se opone.

Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) cifran en más de mil las acciones judiciales presentadas por la institución a tribunales, mientras que desde la Asociación de Fiscales manifestaron una incertidumbre sobre lo que se vendrá a partir de marzo.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) entregó las cifras recopiladas desde el inicio del estallido social hasta el 15 de enero del 2020. Más de 22 mil personas han sido detenidas desde el 18 de octubre a la fecha, 1.300 de ellas han sido imputadas por eventos graves que han acontecido en el país como saqueos, incendios y daños y se lleva contados 27 víctimas fatales.

Los 27 muertos fallecieron en su mayoría durante el estado de emergencia y toque de queda adoptado por el presidente Sebastián Piñera entre el 19 y 28 de octubre, se suman 3.600 personas heridas, indicó el reporte. De ellas, 2.063 sufrieron lesiones por armas de fuego, ya sean balas, balines o perdigones. En el periodo ha habido 405 personas con traumas oculares. De ellos, 33 sufrieron estallido ocular o pérdida de la visión.

Respecto a ello, el presidente de la Asociación de Fiscales, Claudio Uribe, mencionó que si bien han disminuido los hechos graves, todavía existe incertidumbre de lo que sucederá en el país a partir de marzo

En materias de Derechos Humanos, el INDH ha presentado más de mil acciones judiciales. De ellas, 770 son querellas por torturas y tratos crueles, mientras que 158 son querellas por violencia sexual.

La institución ha presentado al menos 22 recursos de amparo ante tribunales durante estos tres meses. El jefe del área jurídica del INDH, Rodrigo Bustos, detalló que estas cifras se han triplicado si se compara con las acciones judiciales presentadas por la institución en los últimos nueve años, donde agregó que hasta la fecha son 15 causas donde no ha habido algún formalizado.

En cuanto a cifras ligadas a la salud, son más de 3.600 las personas que han sufrido lesiones o heridas, 405 de ellas con traumas oculares y 253 por efectos de bombas lacrimógenas.
La diputada miembro de la Comisión de Seguridad Ciudadana, Andrea Parra, aseguró que el país carece de sistemas de inteligencia y policías modernos y eficaces. La parlamentaria sentenció que el Gobierno continúa enviando iniciativas que no dan solución al fondo del problema.

A tres meses que iniciara el estallido social en el país trasandino, se han abierto diversos focos investigativos en distintas regiones del país, principalmente por delitos de saqueos; mientras que son 45 personas las formalizadas por el Ministerio Público en causas donde el Gobierno invocó la Ley de Seguridad del Estado.

Las protestas en Chile estallaron el 17 de octubre contra la cuarta subida del precio del metro en pocos meses y crecieron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y plantear la necesidad de elaborar una nueva Constitución.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, que llegó a declarar el estado de emergencia desplegando a las Fuerzas Armadas, pidió perdón por no escuchar el clamor de los chilenos y propuso una «agenda social». Para hacerla realidad, remodeló el Gobierno e inició un diálogo con los partidos políticos, tanto opositores como oficialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *