Chaco:Papelón el partido con la selección de Brasil no se jugó por falta de luz en el estadio

El partido jamás arrancó por falta de iluminación en el estadio de Chaco. Los jugadores esperaron más de media hora en el campo.

Tras una hora de infructuosa espera por una solución, el desquite del Superclásico de las Américas entre las versiones locales de Argentina y Brasil fue suspendido por no funcionar a pleno el sistema lumínico del Estadio Centenario de Resistencia, propiedad del club Sarmiento de esa localidad chaqueña cuyo presidente es el gobernador de la provincia, Jorge Capitanich.

Los seleccionados habían cantado los himnos y estaban listos para empezar a jugar apenas pasadas las 22, pero por el desperfecto debieron esperar más de media hora en el campo de juego hasta que finalmente se decidió que lo hicieran en la zona de vestuarios. Si el inconveniente era solucionado, a las 23 iban a salir nuevamente junto con la terna arbitral para comenzar con el partido, pero ello jamás ocurrió.

Efectivamente, las columnas de iluminación que fallaban siguieron sin funcionar, por lo que se decidió suspender el encuentro sin fijar una fecha para su eventual reprogramación. Si bien el organizador Guillermo Tofoni dijo a través de Canal Siete que había posibilidades de jugarlo este jueves, ello fue desmentido rotundamente por los dirigentes de la AFA presentes en Chaco, ya que los jugadores debían volver a sus clubes.

El primero en confirmar la cancelación del cotejo fue el vicepresidente de Boca Juniors, Juan Carlos Crespi, quien se limitó a informar que “se suspendió” al salir del vestuario del árbitro chileno Enrique Osses, apenas pasadas las 23. Poco después, Germán Lerche, presidente de Colón y secretario de Selecciones Nacionales de la AFA, dijo que “se verá más adelante” para cuándo se reprogramará el encuentro.

No hay una fecha estimativa para jugar este partido. Me duele mucho por el espectador que se acercó hasta el estadio, por la expectativa ante un partido tan importante. Las condiciones no estaban dadas, hablamos con los jugadores y el árbitro y se llegó a la conclusión de que lo mejor era suspenderlo”, precisó el mandamás sabalero, quien dejó en claro los motivos por los que no se podía alargar la espera hasta este jueves.

“Es imposible jugar mañana. Tenemos que valorar cuestiones deportivas. Los jugadores brasileños tienen que jugar en su liga y nosotros tenemos que devolver los jugadores a los clubes ya que algunos juegan el viernes, otros el sábado”, sostuvo Lerche.

Por su parte, el árbitro Osses explicó los pasos que siguió: “No se veía del todo bien a la hora del inicio, pero quise consultárselo a los arqueros que eran los que más lo podían llegar a sufrir. Y ambos, en forma independiente, me dijeron que no se veía. Para mí tampoco la luz era adecuada y entonces decidimos aguardar un tiempo prudencial. Pasada una hora nadie nos garantizó que la luz iba a volver y decidimos suspenderlo”.

En tanto, el DT de Brasil, Mano Menezes, se mostró crítico por lo ocurrido. “Queríamos jugar y estamos muy tristes por no poder hacerlo. Nos preparamos especialmente un juego como éste y estamos muy decepcionados. Creo que del lado argentino debe pasar lo mismo. Son cuestiones técnicas, pero deben prevenirse. No puede ser que dos potencias como Brasil y Argentina se queden sin jugar por un motivo como éste”.

Fuente: DyN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *