Cesantean a empleado judicial procesado en la causa Mariano Ferreyra por tráfico de influencias

Luis Ameghino Escobar intentó manipular el sorteo de un tribunal para evitar que el dirigente sindical quedara detenido. Trabajaba en Casación, que hoy lo dejó cesante.

La Cámara Federal de Casación Penal cesanteó al empleado judicial Luis Ameghino Escobar -hijo de un fallecido camarista- que está procesado por supuesto “tráfico de influencias” en una causa conexa con el crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, se informó hoy en los tribunales.

Ameghino Escobar está procesado junto con el titular de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza, el ex agente de la Secretaría de Inteligencia (SI) Juan José Riquelme, el ex Juez federal Octavio Aráoz de Lamadrid y el contador de la Unión Ferroviaria Ángel Luis Stafforini, también vicepresidente del Belgrano Cargas.

Todos fueron procesados en setiembre pasado por el ex Juez de instrucción Luis Rodríguez, quien la semana pasada dejó su cargo para asumir como titular del juzgado federal número nueve.

Mediante resolución 1448/12, la Cámara de Casación Penal declaró “cesante” a Ameghino Escobar, prosecretario administrativo e identificado en el expediente como “el señor de las teclas”, dada la acusación de haber manipulado el sorteo para decidir qué tribunal debía intervenir para resolver un pedido de excarcelación de los primeros siete detenidos por el crimen de Ferreyra. Esa maniobra tenía como presunto objetivo evitar que el dirigente sindical José Pedraza fuera detenido, lo que finalmente ocurrió en febrero de 2011.

‘De las constancias obrantes en estas actuaciones surge que el agente Luis Ameghino Escobar, en su carácter de prosecretario administrativo interino de la Secretaría General de esta Cámara Federal de Casación Penal y en la Oficina de Sorteos del Tribunal se interesó por asuntos de terceros y realizó gestiones para un letrado ajeno al expediente”, expresa la resolución. «Con su conducta, el sumariado se desvió de los deberes y las obligaciones que le competían como empleado judicial, contrariando el obrar irreprochable que se les exige a éstos con fundamento en la necesaria prestación de un adecuado y recto servicio de justicia”, justificó Casación la desvinculación del empleado.

La resolución fue firmada por los jueces Pedro David, Raúl Madueño, Gustavo Hornos, Liliana Catucci, Alejandro Slokar, Mariano Borinsky, Ana María Figueroa, Juan Carlos Gemignani, Ángela Ledesma y Luis María Cabral.

En la causa que llevaba Rodríguez se investigó si los camaristas de la Sala Tres de Casación -Gustavo Riggi, Gustavo Wagner Mitchel y Mariano González Palazzo- fueron tentados con 50.000 dólares de coima, la cual supuestamente habría impulsado Aráoz de Lamadrid, ex secretario de la Casación y ex juez federal subrogante. Las escuchas telefónicas que constan en el expediente recogen conversaciones de Pedraza antes de ser detenido en las que un interlocutor le aclara que los supuestos sobornos a pagar son en la moneda estadounidense y no en pesos: “Son 50 mil verdes…verdes”, puede escucharse.

Los investigadores presumen que la supuesta maniobra consistía en direccionar la causa hacia la Sala Tres y, así, garantizar la liberación de los ferroviarios detenidos por el crimen de Ferreyra y frenar el por entonces inminente arresto de Pedraza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *