Casación Penal y un polémico fallo que deja a un femicida en libertad

A pesar de que cuando se condenó al asesino por un doble homicidio, que además tuvo varios hechos graves previos para con la víctima, no se puede entender el fallo de la Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires que reduce la pena de 18 años a solo 12, es decir, para estos jueces la vida de una persona solo vale 6 años, incluso la pena modificada es un beneficio por que excede el mínimo de la pena para el homicidio doloso que es de 8 a 25 años de prisión.

Es incomprensible el fallo de la Casación Penal en cuanto durante su cumplimiento en prisión el homicida lejos de mostrar arrepentimiento se tomaba fotos y las subía a Facebook con un perfil trucho Matías Mazhou, además de provocar y amenazar a la familia de su ex mujer, según denunció oportunamente Fernanda Albornoz.

Un ex policía condenado a 12 años de prisión por fusilar a su pareja y a un amigo de ella en Quilmes saldrá en libertad este 16 de enero. La razón es que cuando se le aplicó la pena, en 2012, no existía la figura de femicidio.

Otro dato permite explicar también la indignación y el medio de la familia de Florencia Albornoz, la víctima. Miguel Ágel Mazo originalmente fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 Quilmes a 18 años de prisión, por homicidio con emoción violenta. Pero el Tribunal de Casación Penal bonaerense redujo la pena en 6 años.

Florencia y su asesino comenzaron a vivir tiempo antes del crimen en un departamento frente a la cancha de Quilmes. Rápidamente, la víctima comenzó a confesarles a sus familiares situaciones violentas que vivía de parte de su pareja, por entonces efectivo de la Policía Bonaerense.

Las terribles situaciones de violencia vividas por Albornoz incluyeron un aborto que le obligó a realizar Mazo y el disparo que este le efectuó al hijo de otro matrimonio de ella.

El 17 de enero de 2010, Mazo vio entrar a Florencia junto a un amigo Ernesto Escudero en una nueva casa que ella había alquilado para alejarse del policía, aunque él no la dejaba tranquila y continuaban viéndose.

Mazo ingresó después en la casa y mató de dos disparos al amigo de Florencia y de uno a ella.

Dos años más tarde fue enjuiciado en los Tribunales de Quilmes y condenado a 18 años de prisión. Casación, más tarde, le redujo la pena a 12 años.

Este jueves 16 de enero Miguel Ángel Mazo saldrá caminando del penal en donde está alojado recuperando su libertad absoluta. Al otro día se cumplirán 10 años del doble crimen que cometió y que terminó con la vida de la madre de su hijo y de un amigo de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *