Caballito: lo matan a puñaladas en la puerta de un quiosco

   El crimen, que trascendió en las últimas horas, ocurrió el viernes último por la madrugada en la esquina de la avenida José María Moreno y Pedro Goyena cuando la víctima, identificada como Lucas Belli, de 32 años, se encontraba con un amigo.

Un hombre fue asesinado a puñaladas en la puerta de un quiosco del barrio porteño de Caballito por un joven que fue detenido en forma inmediata y cuyas motivaciones se intentan determinar.

El crimen, que trascendió en las últimas horas, ocurrió el viernes último por la madrugada, alrededor de las 5:00 en la esquina de la avenida José María Moreno y Pedro Goyena cuando la víctima, identificada como Lucas Belli, de 32 años, se encontraba con un amigo.

En circunstancias aun confusas, Belli fue abordado por un joven provisto de un cuchillo, que lo atacó, indicaron voceros policiales y allegados a la víctima.

Eduardo, el padre del hombre asesinado, dijo que el asesino «lo atacó de forma imprevista, no hubo intento de robo y no le dijo nada».

Aseguró , en declaraciones a un canal de TV, que en otra circunstancia su hijo se hubiera defendido, ya que era corpulento y sabía pelear.

«O se confundió de persona, o le agarró un brote psicótico», especuló Eduardo sobre la motivación del ataque. El asesino escapó y el hombre atacado murió por una profunda herida sufridad en el cuello, entre otras lesiones, tras ser llevado al Hospital Durand.

Poco después, y gracias a las cámaras de seguridad del quiosco, que funciona las 24 horas, se logró la identificación del asesino y su posterior detención, a cargo de efectivos de la comisaría 12 de la Policía de la Ciudad.

Del video, trascendió una foto en la que puede verse al homicida con puñal en mano, el brazo ensangrentado y postura de ataque.

Según trascendió, el asesino es un joven que reside en al zona y padecería problemas psiquiátricos.

El hombre asesinado estaba desocupado tras haber perdido su empleo en el rubro gastronómico poco tiempo antes.

La víctima tenía dos hijos, una nena de ocho años y un niño de dos, pero estaba separado de la madre de los chicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *