Burzaco: Denuncian abandono del Hogar Israelita para Ancianos

  hogas-de-ancianos-de-burzacoVecinos denuncian abandono del predio donde funcionaba el Hogar Israelita para Ancianos en Burzaco. Aseguran que hoy el edificio está siendo utilizado por la Municipalidad como depósito de autos y motos.

Vecinos que velan por la Protección Ambiental y Patrimonial de Almirante Brown preocupados por la situación del edificio que antiguamente albergaba a niños y adultos que no tenían familia. En diálogo con DiarioConurabano.com, Juan Pablo Gómez, uno de los vecinos denunciante explicó cómo se encuentra el lugar.

“Tiene ley de expropiación, pero la Provincia a través de la policía, está haciendo uso del depósito judicial de autos y motos, al igual que el Municipio. Nosotros hicimos la denuncia porque esto es un polo contaminante que puede traer enfermedades como el dengue, por los mosquitos que se juntan, en el depósito de chatarra”, indicó Gómez.

Y añadió: “Desde el municipio nos dijeron que llevaba tiempo para quitar todos los autos y pedimos por las condiciones del edificio y nos explicaron que es un predio privado. Ahora volvimos a presentar otra nota, porque los edificios de los pabellones están cada vez más destruidos. Del lugar arrancaron hasta las cerámicas de las paredes, griferías, aberturas. Es un lugar abandonado”.

Según contó el vecino, en algunos sectores del edificio, se puede observar que hubo demoliciones. “Presentamos notas en el municipio y Consejo Deliberante para que conozca la situación del lugar, pero hasta el momento no tuvimos respuestas”, señaló.

Antiguamente, el “Asilo Israelita Argentino para Ancianos y Huérfanos”, su primera denominación, albergaba a niños y ancianos judíos, varios de ellos sobrevivientes del Holocausto. El hogar contaba con cuatro pabellones, una escuela, una escuela, enfermería, dos templos, y con el tiempo se fueron agregando nuevas construcciones.

A principios de 1960 se decidió trasladar a los niños a hogares en Capital Federal y el asilo de Burzaco quedó destinado sólo para ancianos. En febrero de 2005 pasó a llamarse “Hogar Israelita Argentino para Ancianos”.

Finalmente, el hogar dejó de funcionar a principio de 2008 y los abuelos fueron trasladados al Hogar Ledor Vador, en Capital Federal.

 

Fuente: Diario Conurbano

Un comentario de “Burzaco: Denuncian abandono del Hogar Israelita para Ancianos

  1. ALBERTO ROSEMBLUM
    Mar 25, 2017 at 16:10
    San Pablo, Brasil, Sabado 25 de Marzo de 2017.

    Yo, Alberto Rosemblum, mi hermano Roberto Rosemblum y mi madre Victorina Hakim de Rosemblum, fuimos colocados en el Hogar en 1957, despues de nuestra salida de EGIPTO y de nuestra repatriacion a la Argentina. Fue muy especial para nosotros.

    Nos dieron una casita pequena para vivir. Mi madre con 40 anos trabajo en la cocina del Hogar
    despues de aprender el idioma.

    Yo con 15 anos y mi hermano con 10 anos, pasamos a estudiar el espanol – ya que no conociamos el idioma, saliendo de EGIPTO, en la escuela primaria que se mantenia en el Hogar
    con profesores y todo lo necesario.

    Mi hermano fue colocado junto a los otros chicos enquanto que yo dormia con mi madre en la casita.

    Es lamentable que la comunidad israelita de la Argentina deje este local en el estado en que se encuentra hoy por el video arriba.

    El hospital que tenia el hogar era tambien muy especial y todos eran atendidos alli.

    Como vivo en Brasil, tengo el Hogar de Burzaco como un marco de conforto para ancianos y jovenes – desesperados – que hay por todas las partes de este mundo y siempre digo a todos a quien puedo mencionar – que Burzaco siempre estara en mi memoria y si pudiera hacer un Burzaco aqui, lo haria – porque siempre fue un local muy especial para qualquiera que necesite, despues de problemas como el que tuvimos para salir de Egipto.

    Es una pena, repito. que se deja llegar a este ponto lamentable lo que era una grande instituicion como el Hogar.

    Alberto Rosemblum
    Arosemblum@hotmail.com
    ———————————————————————————————————————–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *