Denise Bueno, revolucionó Brasil con su incursión en el mundo del fútbol. La ex Gran Hermano sorprendió en la cancha.

Tras ser expulsada de Gran Hermano, la modelo decidió realizar un curso de árbitro. Pocos días atrás, hizo su debut en la cancha por primera vez en un partido donde ofició como juez de línea y trascendió no sólo por su actuación sino por su vestimenta.

Bueno, quien también es psicóloga y empresaria, lució una remera blanca, al igual que una de sus compañeras; pero con la diferencia de que no llevaba corpiño, lo que acaparó la mirada de todos los presentes.

“Algunos me llaman linier sexy, una descripción que no me gusta. No creo que sea sexy, preferiría que me consideren una profesional”, declaró en una entrevista a O Globo.