Bancarios en alerta y movilización

El consejo directivo nacional de la Asociación Bancaria (AB) decidió el estado de «alerta y movilización» y la realización de asambleas en todos los lugares de trabajo en demanda de un aumento salarial en paritarias y otras reivindicaciones, informaron Sergio Palazzo y Eduardo Berrozpe.

Los secretarios adjunto y de Prensa, respectivamente, aseguraron que «si la respuesta a la prudencia de los trabajadores bancarios es la negación patronal a reconocer su esfuerzo laboral, la vigencia de la ley y borrar con el codo lo firmado con la mano, la organización gremial no se quedará cruzada de brazos».

La conducción, que adhirió al acto convocado para el 29 de abril por la CGT para conmemorar el Día Internacional del Trabajo, reseñó que el último acuerdo salarial firmado con las Asociaciones de Bancos y el Banco Central venció el 31 de diciembre.

Berrozpe y Palazzo explicaron que las negociaciones paritarias comenzaron ese mes, cuando se convino en la cartera de Trabajo un adelanto a cuenta de un aumento salarial de 1.000 pesos.

Las partes acordaron también entonces que las negociaciones paritarias se reiniciaran en la segunda quincena de marzo.

«La cartera laboral debía convocar a las audiencias ese mes y, al no hacerlo, la Bancaria remitió la nota correspondiente, por lo que Trabajo la notificó de manera verbal para este viernes», indicaron los gremialistas en un documento de prensa.

Agregaron que la totalidad de «las cámaras empresarias conocen perfectamente la posición del gremio sobre la actualización de los acuerdos y también que la Bancaria no admitirá que los trabajadores de cualquier jerarquía y rama del convenio queden afuera de esos convenios a partir de la vigencia del artículo 46 del instrumento colectivo» del sector, añadieron los dirigentes.

Berrozpe y Palazzo sostuvieron también que «la negociación en dos pasos que se ha adoptado a partir de que el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner restituyó las paritarias demuestra la prudencia a la hora de negociar: en el primer cuatrimestre queda siempre bien claro cuál fue la evolución de los precios y la rentabilidad de los bancos y qué determinación se adopta respecto del mínimo no imponible del injusto impuesto a las ganancias».

«No estamos de acuerdo con algunas actitudes de las lógicas conversaciones preliminares que mantenemos. Mucho menos que haya bancos, en particular privados, que desconozcan las escalas salariales, el acuerdo sobre call center y la jornada laboral y que incurran en incorrectas liquidaciones salariales», afirmaron.

Los sindicalistas añadieron que algunos de esos bancos insisten en excluir a «la mayoría de los bancarios de la participación en las utilidades, mientras reparten inequitativos bonus».

Berrozpe y Palazzo subrayaron que ello es «una provocación» y puntualizaron que «nadie puede hacerse el distraído, ya que los `papeles`, la información sobre la continuidad de la extraordinaria rentabilidad reiterada año tras año (48 por ciento más que el ejercicio anterior), deben estar sobre la mesa, como ha solicitado la presidenta Cristina Fernández de Kirchner».

«Si algunos quieren hacerse los zonzos, los bancarios no gritarán, pero adoptarán medidas gremiales», concluyeron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *