Balvanera: Hicieron entradera con arma de juguete y el encargado los molió a golpes

Tres delincuentes asaltaron a una anciana y su nietito en su departamento del barrio porteño de Balvanera. Cuando intentaban escapar, el responsable del edificio los enfrentó. 

Una violenta entradera tuvo lugar en un departamento del barrio porteño de Balvanera, donde tres delincuentes ingresaron al inmueble y le robaron a una septuagenaria que estaba en ese momento con un menor de edad. Al intentar escapar del mismo, se trenzaron a golpes de puño con el encargado, quien logró reducirlos hasta la llegada de los efectivos policiales que detuvieron a los malhechores. Luego se supo que los ladrones portaban consigo un arma de juguete para realizar el atraco.

El hecho policial tuvo lugar a las 23 del viernes, cuando tres sujetos lograron ingresar al inmueble ubicado en la calle Estados Unidos al 2700 con fines de robo. Una vez dentro del mismo, se dirigieron a uno de los departamentos para cometer el ilícito, lo que la policía se encuentra investigando es sí el robo se produjo al azar o ya tenían idea de qué departamento iban a atacar.

Lo cierto, es que eligieron un departamento del tercer piso, en el cual habita una jubilada y que en el momento del ataque se encontraba con un menor de edad, que sería su nieto. Al ingresar al departamento, los delincuentes comenzaron a exigir una serie de cosas para llevarse, a lo cual la mujer sólo pudo entregarles un celular y algunos electrodomésticos que tenía en su poder.

La situación comenzó a ponerse más complicada cuando los delincuentes seguían exigiendo más cosas, esto hizo que los gritos retumbaran en el inmueble y con ellos, la posibilidad de que el resto de los vecinos se enterara de lo que estaba pasando.

Por tal motivo, los tres ladrones decidieron escapar con su arma de juguete raudamente, pero se encontraron con el valiente accionar del encargado del inmueble, quien los esperó en la planta baja del lugar y los enfrentó a golpes de puño, aún desconociendo si el arma era real o de juguete.

Las escaramuzas despertaron a parte de los vecinos, quienes decidieron llamar al 911 tras escuchar los ruidos. El rápido accionar policial hizo que apenas los malhechores pusieran un pie en la vereda de la calle Estados Unidos, sean automáticamente detenidos por los agentes del orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *