Avellaneda: Vecinos de Sarandí y Domínico reclamaron seguridad en la comisaría 4ta

Unos 50 vecinos del partido de Avellaneda, preocupados por la inseguridad en sus barrios se presentaron pacíficamente en la comisaría 4ta para reclamar más seguridad por la ola de robos.

Los vecinos de los barrios lindantes entre las localidades de Sarandí y Villa Domínico se hicieron presentes en la puerta de la comisaría 4ta ubicada en la intersección de la Av. Mitre y Luján, donde eligieron a cinco vecinos para ingresar a charlar con el Comisario Fabián Ferreyra, Jefe de la dependencia y expresarle sus miedos y denuncias.

El resultado fue bueno, la mayoría de los vecinos acordaron esperar hasta el 5 de marzo, ya que les anunciaron que el 1ra de marzo se entregarían 60 patrullas al partido de Avellaneda que se irán distribuyendo entre las comisarías, otro grupo de vecinos insistió en concurrir al municipio a entregar una carta al intendente Jorge Ferraresi, propuesta que finalmente fue aceptada y se acordó ser un grupo reducido y sin reclamos o violencia, solo notificar al intendente de lo que pasa, aún cuando se supone que debe estar al tanto de los reclamos de inseguridad.

Otros propusieron endurecer el reclamo, situación que se mantendría en espera siempre y cuando no ocurran más delitos.

Lo preocupante, es que entre los vecinos circulaban fotos y un video de dos nenas de corta edad delinquiendo a plena luz del día y con total impunidad, en este punto el trabajo policial se vuelve abstracto por la legislación vigente y la falta de posibilidades de procesar a un menor, pero la situación que parecería ser el «gran problema sin solución», tiene un camino que curiosamente las dos juezas de familia del Polo Judicial de Avellaneda no han explorado incumpliendo con sus obligaciones, si existen menores utilizados por adultos para delinquir para obtener impunidad y a la vez, beneficiarse de los delitos de los menores, esos menores se encuentran en estado de vulnerabilidad GRAVE, misma critica para el DINAF dependiente del municipio en cuanto no adoptan medidas preventivas en beneficio de los derechos de esos niños que parecen ser invisibles para el Estado.

Sería muy sano conocer los fundamentos por los cuales las Juezas María Cristina Gómez y Alejandra Sobrado, en el caso de Sobrado mayor responsabilidad por los años que lleva vinculada a minoridad en Avellaneda, ya que fue directora del servicio local de niñez y familia. Si bien su gestión fue de regular a mala en cuanto a minoridad se refiere, supo hacer los deberes para que el entorno político la nombrara jueza, bueno estimada Alejandra querías el cargo, honralo.

Se vivió un momento emotivo cuando una mujer mayor sorda lloraba porque entre los elementos robados estaban su equipo para oír, relatando esta que sentía mucho miedo ya que unas nenas la visitaron para decirle que por un dinero podían devolverle su audífono y el control de este, finalmente fue apoyada por otros vecinos para que haga la denuncia policial y exponga el miedo que siente.

Debo insistir una vez más para informar con responsabilidad a los vecinos que más patrulleros no es sinónimo de mejor seguridad, que la seguridad se combate con policías capacitados, con vocación, con funcionarios judiciales en idénticas condiciones, se combate denunciando los delitos, denunciando la corrupción, es con el compromiso de todos porque nadie sabe cuando le va a tocar.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *