Avellaneda: Vecinos cansados de la inseguridad critican a Vidal y Ritondo

Cada vez más vecinos del partido de Avellaneda, se quejan en las redes sociales y en los medios locales de la incesante creciente en los hechos de inseguridad, a pesar de las promesas de mejorar el trabajo policial.

Ni María Eugenia Vidal como gobernadora de la provincia de Buenos Aires, ni Cristian Ritondo como Ministro de Seguridad, han podido mejorar las estadísticas de delitos y víctimas en la provincia de Buenos Aires.

Las inversiones millonarias en el área, así como el envío de más policías no han dado los resultados esperados, en parte por la situación económica y en gran parte por el deficiente criterio en las políticas de seguridad, desde el comienzo de la gestión Vial-Ritondo, el Diario El Sindical ha sido el único medio que afirmó iba a ser un rotundo fracaso la gestión de Ritondo.

Si bien partidos como Quilmes siguen sin mejorar la seguridad a pesar del envío de móviles y policías, al igual que Lanús mimados por ser del mismo espacio político, en Avellaneda los vecinos se han cansado, ya no alcanza con estar mejor en las estadísticas, la gente quiere seguridad y que si no hay prevención posible, por lo menos lleguen en un tiempo razonable.

Los últimos hechos policiales que incluso han llegado a los medios televisivos y grandes diarios tienen que ver con arrestos civiles, algunos linchamientos y vecinos reclamando por las demoras de la policía en llegar al lugar de los hechos.

Los intentos del intendente Jorge Ferraresi por mejorar la seguridad con la presencia de los Cuidadores Ciudadanos ha generado un mayoritario rechazo y poca efectividad, en primer lugar porque el responsable de los jóvenes ha demostrado ser un completo inútil en su paso por la Policía Local y por otro porque es repudiado por casi todos los vecinos por su forma de dirigirse a ellos en las reuniones que participo como miembro de la Secretaría de Seguridad.

Las quejas no escuchadas de los vecinos por parte de las autoridades municipales sobre lugares que funcionan sin habilitación y que reúnen a conocidos delincuentes barriales ha generado la excusa perfecta para que la policía tampoco haga algo, así parecería que algunas clausuras policiales solo se hacen para la estadística y la foto, mientras que otros gozan de una «protección» donde nadie los controla.

Todo lo que no se hace desde la policía es el principal motivo de enojo de los vecinos que ahora no dudan en quejarse contra María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo por la mala gestión en seguridad. sabiendo que la policía tanto de la provincia como la Local dependen de la gobernadora y las cosas no funcionan bien, incluso en las redes y medios locales suben fotos de los lugares más conflictivos.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *