Avellaneda: Tensión en intimación a feriantes de la estación Sarandí

Una tensa situación se vivió esta tarde pasadas las 14:30 hs. cuando los feriantes sociales que vendían e intercambiaban sus productos en la plaza ubicada al ingreso de la estación de trenes Sarandí, ubicada en las calles Arribeños y Craig.

Los mismos feriantes que fueron un ícono del desempleo y la pobreza a los que incluso el municipio de Avellaneda censó y organizó, ahora son corridos de la plaza en la que se habían organizado para no perjudicar a ningún negocio, feria o molestar a los vecinos.

Incluso algunos tenían un precario papel que era el aval para estar en la plaza firmado por el Director de Ferias Germán Luis Santagada, con promesas y hasta regalos para los feriantes en plena campaña, incluso ofreciendo dinero en efectivo para movilizaciones donde se necesitaba llevar gente.

Es decir, antes no molestaban, eran parte de la exclusión y el modelo, pero ahora hay que ocultarlos, de hecho las propuestas del municipio para estos trabajadores sociales es un espacio en un descampado por la zona del Acceso Sudeste, alejados de todo, de difícil acceso y con pocas posibilidades de que puedan llevar adelante su trabajo.

El conjunto de feriantes se sienten defraudados por el intendente y enojados por sentirse usados, incluso por la mañana en el lugar había un camión policial de infantería, permaneciendo en el lugar un móvil de la Policía Local que bien podría patrullar y prevenir delitos.

Varios medios locales se hicieron presentes y hasta llegó el presidente de la UCR Fernando Landaburu, quien ahora tiene mucho material para ejercer una posición seria y responsable, por la situación de las cientos de familias perjudicadas y por la forma en que se llevó adelante el desalojo.

El intendente Jorge Ferraresi continúa mal asesorado y mal rodeado en su gestión, pero eso no lo excluye de las responsabilidades de sus funcionarios.

Hay delito

En el medio de las discusiones entre los dos inspectores y los feriantes, uno de los inspectores les pidió que entiendan que él solo hace su trabajo y que hay una Ordenanza municipal que prohíbe la venta ambulante, que el solo cumple con la Ley. Dicen que a confesión de parte relevo de pruebas y en este caso el inspector reconoció que hace más de un año, la gente vende en el lugar y que existió permiso para ello.

Si bien las cosas pueden cambiar, es un mal momento y sin alguien que explique la medida.

Pero si hay algo que no está en dudas es el incumplimiento de funcionarios municipales en hacer cumplir la Ley, las Ordenanzas están dentro de la leyes a cumplir y una vez promulgadas son de estricto cumplimiento, vaya uno a saber por qué en Avellaneda, desde hace años, los funcionarios incumplen impunemente con la Ley, no es una facultad discrecional de ninguno, ni siquiera del Intendente qué cumplir y que no.

Ante esto, la oposición desde el HCD debería pedir informes al ejecutivo al respecto y la directora de la oficina de transparencia la abogada Geraldine García debería iniciar una investigación administrativa y la denuncia penal correspondiente por los hechos conocidos.

Es una vergüenza que se juegue con la necesidad de la gente, como es una vergüenza que no haya igualdad ante la Ley, mientras que los feriantes son desalojados por ser ilegal la venta, a metros se venden hamburguesas y panchos sin cadena de frío, sin condiciones para la higiene que son un riesgo para la salud de los clientes, incluso en el absurdo a una de las dueñas del puesto le dieron la coordinación de un grupo de vendedores, en Piñeiro y Avellaneda Centro abundan locales con decenas de denuncias de vecinos, donde por falta de espacio se ocupa la vereda y la calle, se venden bebidas alcohólicas y hay elevado consumo de drogas.

Hay un gran problema con las ferias de Avellaneda, por ejemplo de de Villa Domínico permite puestos que por sus productos son una estafa.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *