Avellaneda: Ridículo corte del tránsito en Piñeiro

Avellaneda tiene esas cosas poco serias que son producto de la poca inteligencia de los políticos locales, de uno y otro partido político, así los vecinos están condenados al ridículo político y a una calidad política pobre que se traslada a la sociedad.

No hay que ser político ni muy inteligente para entender y ver el «juego» político de la oposición en «negociar la calle» con el oficialismo, más cuando el resultado de las elecciones les da un margen de poder que es para tener en cuenta.

Así ante los reclamos, surgen los mediocres políticos aprovechando la movida para hacer política desde el oportunismo y el malestar, si bien es cierto que hay mucho por mejorar en Avellaneda y hasta resulta necesario el reclamo por los medios que sean para ser escuchados, no menos cierto es que muchas movilizaciones no son expontáneas ni producto de un acuerdo vecinal.

Las convocatorias se promocionan por las redes sociales y por medios que curiosamente tienen una tendencia al color amarillo y que sin registrar facturación activa crecen económicamente, algunos de estos seudomedios incluso publican noticias falsas a sabiendas para crear una sensación de que no se puede uno asomar a la calle.

El reclamo por seguridad en Plaza Alsina, con el correr de los días tuvo cría y así surgió un corte del Puente Victorino de La Plaza y otra convocatoria en Wilde.

La convocatoria en Plaza Alsina no fue la esperada, con un reclamo genuino ya que falla la prevención en Avellaneda, como ya lo mencionamos tuvo un 70% de concurrentes con intenciones políticas, muchos de ellos de la UCR, algunos que se quejaron de la no presencia del concejal que los había convocado, Fernando Landaburu y unos pocos vecinos que fueron víctimas de algún delito y estaban allí para protestar.

En Wilde donde hay problemas los vecinos se reunieron con el Subcomisario a cargo de la 5ta y las cosas no pasaron de una reunión más donde no se retiraron convencidos de que algo cambie.

Pero la protesta organizada en Piñeiro además de ser política es ridícula, desconozco en qué cabeza puede prosperar la idea de hacer un corte del tránsito en un puente que es acceso a provincia como el que se hizo en el Puente Victorino de La Plaza, perjudicando a otros ciudadanos que seguramente también han sido víctimas de algún delito. Mucho menos en su sano juicio alguien puede considerar coherente una protesta con corte en medio de un operativo de prevención de ilícitos.

Te puede gustar o no el operativo, pero interferir un trabajo policial es perder ese tiempo para que la policía trabaje, es pedir más seguridad y cuando se está trabajando entorpecer el trabajo, para que se entienda es como quejarse de la atención médica pero ir a reclamar en una guardia cuando se trabaja, también mienten los que se expresaron diciendo que no era un reclamo con banderas políticas, en este caso también la mayoría de los presentes son conocidos militantes de Juntos por el Cambio, personalmente me parece más transparente presentarse como oposición que negarlo.

Ya me he referido a estas cosas hechas mal, porque no aportan nada, los referentes de la oposición creen que con unas fotos juntando firmas y repitiendo la pavada de que todo se soluciona con más patrulleros y más policías ya han cumplido, señores dan vergüenza, no se les cae una sola idea.

Por el lado del municipio las cosas no son muy diferentes y no estamos peor en temas de inseguridad porque por el momento hay una Jefatura Departamental con el más alto índice de hechos esclarecidos, pero los jefes tienen un tiempo breve y así el panorama es poco alentador, porque un delincuente detenido es un delincuente menos, está perfecto si hay policías que no cumplen con su trabajo hacerlo saber, pero mejor si se los denuncia, lo que no es correcto es que cuando se trabaja se concurra a protestar, así el reclamo genuino de seguridad queda en una torpe provocación, en el lugar equivocado y contra los funcionarios equivocados.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Fuente video La Voz de Piñeiro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *