Avellaneda: Oficial de la Policía de la Ciudad abatió a delincuente en intento de robo

Un Oficial de la Policía de la Ciudad que se encontraba de civil mató este viernes a un joven ladrón e hirió a su cómplice al resistirse a ser asaltado por ambos en la localidad bonaerense de Wilde , informaron fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió esta mañana alrededor de las 08:00, en una parada de colectivos ubicada en el cruce de la calle Matanza y el Camino General Belgrano, en dicha localidad del partido bonaerense de Avellaneda, donde un oficial de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires esperaba el colectivo.

Según informaron voceros policiales, el agente, que se encontraba de civil y se desempeña en la Comuna 6 del barrio porteño de Caballito, fue sorprendido por dos delincuentes a bordo de una moto que lo amenazaron con un arma de fuego para robarle sus pertenencias.

Ante esa situación, el policía extrajo su arma reglamentaria y le disparó a los dos “motochorros”, quienes tiraron su arma de fuego y escaparon del lugar.

Sin embargo, a unas tres cuadras del hecho, en la calle Camacuá al 500, minutos después fue encontrado uno de los delincuentes, tendido en el suelo y con heridas de bala.

El herido, de 26 años, fue trasladado en ambulancia a la Unidad de Pronta Atención (UPA) local y luego fue derivado al hospital Eduardo Wilde, donde fue intervenido quirúrgicamente, pero finalmente murió.

En tanto, minutos después un joven de 21 años con tres heridas de arma de fuego ingresó a un centro de salud de la localidad bonaerense de Monte Chingolo y luego fue trasladado al hospital Vecinal de Lanús, donde permanecía internado estable en terapia intensiva.

Según informaron fuentes policiales a Télam, a raíz del secuestro del registro de las cámaras de seguridad de la zona donde se pudo ver a los dos delincuentes escapar luego de los disparos, y se pudo cotejar con las prendas de vestir secuestradas que ambos habían sido los partícipes del intento de robo.

Interviene en la investigación la fiscal María Soledad Garibaldi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 Descentralizada de Avellaneda, perteneciente al Departamento Judicial de Lomas de Zamora, quien dispuso la preservación del lugar del hecho para realizar los peritajes correspondientes.

Allí fueron secuestradas por uniformados de la comisaría 7ma. de Avellaneda el arma reglamentaria del efectivo y una pistola Bersa Thunder con la numeración limada que pertenecía a los delincuentes.

En cuanto al policía porteño, la fiscal lo imputó por el delito de “homicidio y lesiones en ocasión de robo”, pero dispuso que permaneciera en libertad por considerar que el oficial actuó en legítima defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *