Avellaneda, más pozos peligrosos en las calles

Las calles de Avellaneda, desde hace unos 6 meses se encuentran en pésimo estado, muchas fueron reparadas hace menos de un año, pero el paso de camiones y la baja calidad de los materiales utilizados han hecho que en pocos meses la calle esté peor que antes de su reparación.

A la polémica sobre las denuncias de que muchas calles se reparan con brea asfáltica aunque no lo necesiten aduciendo que el intendente Jorge Feraresi, su esposa Magdalena Sierra y su socio Hugo Barrueco poseen una constructora y dos cementeras.

Si esto fuera así, es peor que además de adjudicarse las obras, las mismas se realicen de forma deficiente, Ferraresi es ingeniero y Sierra arquitecta, con esto uno espera obras eficientes y no el mamarracho que se puede ver por las calles. En esta oportunidad, de un día para otro, se abrió por parte de empresas que no se identifican un pozo en la calle De La Serna a metros de su intersección con Dónovan, no se trata de un bachel porque la profundidad del mismo excede la definición de bache.

En nuestro reclamo anterior desde la subsecrataría de infraestructura deslindaro responsabilidades indicando que el control y reparación de las calles dependía de la Subsecretaría de Obras Públicas a cargo de Jorge Luis Boffetti.

Estos pozos representan un grave peligro para los vecinos, ya que pueden provocar accidentes con consecuencias varias, además de provocar daños en los vehículos que circulan, ya que al ser calles de doble mano, solo se puede esquivar el mismo si no hay circulación de la mano contraria, la falta de señalización e iluminación nocturna también transforman al pozo en una trampa.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Un comentario de “Avellaneda, más pozos peligrosos en las calles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *