Avellaneda: Más patrulleros, mismos delitos, el circo de la seguridad

El viernes 1 de marzo, el intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi, organizó un costoso acto político disfrazado de gestión por la seguridad de los castigados vecinos de Avellaneda.

Durante meses, los vecinos de Avellaneda fueron víctimas de distintos delitos y ante los reclamos a las autoridades policiales, siempre flotaba en el aire la idea de que la inseguridad era producto de la falta de más patrullas.

No siempre más es sinónimo de mejor y aunque más móviles en teoría representa un mayor patrullaje, pocos entienden que la inseguridad no se combate con más recursos sino con estrategias eficientes, pero para eso deben existir funcionarios y jefes policiales con la capacidad para desarrollar esas estrategias, de lo contrario es como darle herramientas a un mono y esperar que el mono tenga éxito.

Avellaneda tiene varios problemas a la hora de que se pueda buscar una solución efectiva y menos circo, por un lado los vecinos son constantemente desinformados respecto de las medidas para mejorar la seguridad, por un lado a los políticos les encanta gastar millones en seguridad, un negocio lucrativo desde hace muchos años, por el otro los medios locales que repiten lo que les parece sin el menor conocimiento en la material generando falsas espectativas en los vecinos que suelen organizar un reclamo y ser convencidos que con dos patrullas más recorriendo van a vivir más seguros.

Ni más cámaras de seguridad, ni más patrullas, ni los cuidadores ciudadanos, pasando por la Policía Local y los protectores ciudadanos mejoraron los índices de delitos en Avellaneda. Así millones invertidos se fueron como humo y nada cambio para bien.

Otro problema que tiene Avellaneda es la interna policial entre los Comisarios donde muchos esperan la caída del Jefe Distrital Comisario Inspector Sergio Argañaráz, superado por la responsabilidad del cargo y por el hecho de que a su cargo están no solo las comisarías sino también el Comando de Patrullas, es decir, es el responsable del patrullaje y prevención en el partido.

Para destacar uno de los candidatos que no se menciona para reemplazar a Argañaráz es un ineficiente Comisario que como mérito sabe moverse bien políticamente razón por la cual sobrevive a pesar de que en su comisaría los delitos han aumentado.

La conducción policial de Argañaráz tiene como principal error la falta de instrucción al personal policial en lo que se conoce como «Academia», varios de los nuevos oficiales de policía no tienen ningún conocimiento legal y su actuación además de negligente muchas veces son ilegales, partiendo de esto, no se puede esperar que quienes carecen de formación técnica y teórica, desarrollen lo que se conoce como «olfato policial».

En conclusión, en las últimas horas se conocieron varias denuncias en las redes sociales de robos en plena Av. Mitre, en banda y con total impunidad, el intendente Jorge Ferraresi, sigue en su acostumbrada posición infantil de ser terco y no reemplazar a los responsables de la Secretaría de Seguridad del municipio, varios ya cumplieron su ciclo y demostraron ser de mínima negligentes y otros corruptos, la propia secretaria de seguridad María Cecilia Rodríguez ha sido una decepción, llegó con el curriculum de haber sido ministra de seguridad de La Nación, pero en Avellaneda solo aportó su nombre a la gestión, Mónica Ghirelli hace tiempo debería haber dado un paso al costado, repudiada por los vecinos como Marcelo Rey, otro impresentable de la gestión se cansaron de mentir y maltratar a los vecinos, solo ellos se beneficiaron en estos años.

Vecinos, las cosas no cambian con promesas, tienen que entender que una marcha genera soluciones momentáneas, los reclamos deben ser por escrito y ante quienes corresponde, sin olvidar que en el Polo Judicial de Avellaneda hay varios responsables de la inseguridad diaria, hay Fiscales que abusan de las excarcelaciones, con lo cual los delincuentes no tienen problemas en reincidir, si su detención solo dura un par de horas.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *