Avellaneda: Impactante informe sobre contaminación en Sarandí

   El noticiero de América TV de las 19:00 hs., mostro el día martes 09 de mayo un impactante informe sobre la contaminación en el Arroyo de Sarandí, distintos informes han coincidido en el alto grado de contaminación que poseen las aguas y las torpes medidas que se han hecho para encubrir la suciedad y el estado del mismo.

Cada tanto el Arroyo de Sarandí vuelve a ser noticia, pero cada informe sobre este es más grave, con el paso de los años y la decidia de los funcionarios políticos y judiciales, el agua se contamina más y más habitantes corren riesgo en su salud, lo curioso es que sobran responsables pero no hay nadie procesado.

A la denuncia presentada en la UFIMA, le siguió la derivación al juez federal Nº 2 de Morón Jorge Ernesto Rodríguez, quien curiosamente teniendo que ocuparse de las tareas del ACUMAR, por ese entonces a cargo de Jorge Calzoni, se reunía con este y el intendente de Avellaneda en la casa de Ferraresi en Quinta Galli, hecho confirmado por un asiduo concurrente a las reuniones políticas y empresariales, donde podían coincidir el juez y empresarios responsables de empresas contaminantes.

Vale recordar que el Juez que reemplazó al Juez Federal Nº 1 de Quilmes Armella apartado del control del ACUMAR en medio de un escándalo por denuncias de beneficiar a empresas familiares con contratos millonarios, a pesar de la gravedad de la denuncia y las pruebas el juez a la fecha continúa sin problemas ejerciendo la magistratura, Rodríguez también fue alcanzado por denuncias de corrupción y tráfico de influencias al quedar vinculado a una serie de escuchas con el subdirector de Asuntos Jurídicos de la Policía Federal Argentina, Marcelo Emilio Pecorelli y escuchas de reuniones con el intendente Curto para «solucionar» algunos problemas, en la causa se hace mención a pagos y sobres entregados por empresarios, en este caso tampoco la justicia avanzó y una vez más justicia y ACUMAR se mezclan con la política y la corrupción.

El informe del noticiero reveló los vínculos de los responsables de la Curtiembre Espósito con el organismo municipal de control del cual forma parte uno de los herederos, de la inacción municipal, provincial y de la Defensoría del Pueblo de Avellaneda.

Al respecto, desde El Sindical solicitamos formalmente una serie de acciones a la Defensoría del Pueblo de Avellaneda, entre ellas saber si el informe sobre el Arroyo Sarandí y su estudio de contaminación del agua existía o había quedado en poder de Sebastián Vinagre anterior defensor y hoy «concejal con licencia del PRO», la respuesta fue muy sorprendente, confirmaron la existencia del documento, que se podía tomar vistas del mismo, pero por una resolución de Vinagre, no se podía fotocopiar el informe, es decir, se le niega al vecino información que implica un riesgo para la vida, en un tema que no es reservado, no se trata de acceder a información de un particular, sino a información pública, la resolución además de ilegal representa un incumplimiento a la Ley de Acceso a la Información y al espíritu de dicha Ley, respecto al control ciudadano de los actos de gobierno. La actual Defensora del Pueblo de Avellaneda María Laura Garibaldi, se comprometió a evaluar la medida y a corregirla si corresponde.

Hay muchas acciones del ACUMAR que no se ajustan a derecho, que tienen una dudosa legalidad, pero parece que eso poco importa, como tampoco nadie explica de los de antes y los de ahora en qué se ejecutó el millonario presupuesto, no parece casual que la persona reemplazante del director ejecutivo del ACUMAR sea Gladys González, ya que como lo vengo sosteniendo, hace mucho que González y Ferraresi acordaron «negocios» por fuera de las disputas políticas que son un buen maquillaje para esa pareja que al mejor estilo «Pimpinela» se pelean, se dicen de todo, pero recaudan juntos.

Seguramente el contenido del informe en unos días pase al recuerdo y los funcionarios involucrados y mencionados no hagan nada, ni siquiera su trabajo, pero es una nueva posta para continuar por un camino difícil, duro y contaminado, buscando justicia por la salud de los afectados y los que murieron solo por la ambició de unos pocos.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *