Avellaneda: Dos menores demorados por encubrimiento azotan los barrios de Sarandí y Gerli

  Dos menores, conocidos delincuentes de los vecinos que han padecido sus robos, fueron demorados por la policía cuando se desplazaban en una moto recientemente robada en Sarandí, mientras merodeaban el barrio de Gerli, con una réplica de pistola y pertenencias varias.

A pesar de que los menores registran más de 20 detenciones, donde han cometido delitos contra la propiedad, contra las personas, robo de vehículos, siempre la justicia de menores ordena sean entregados a sus progenitores sin más trámite.

En un momento donde los vecinos reclaman más seguridad, pareciera que algunos funcionarios judiciales se niegan a hacer su trabajo y que se cumpla la Ley.

El colmo de estos menores, uno al que apodan “Chucky” es que fue detenido por delinquir dos veces en menos de 24 horas, lo que no solo provoca enojo en los vecinos, sino temor.

Con los escasos recursos con los que trabaja la policía, la negligencia judicial no hace más que poner en riesgo a los vecinos ya que mientras se tramitan las actuaciones, la sociedad cuenta con menos patrullas y efectivos dedicados a la seguridad para nada, porque los menores son entregados a sus padres y nada se investiga.

El fiscal y el Juez de menores, son tan ingenuos para no hacer nada cuando se detiene a dos jóvenes que huyen de la policía en una moto robada, con la réplica de un arma y billeteras varias?. ¿Es está la forma de hacer cumplir la Ley? con estos ejemplos es evidente que estos menores no van a cambiar y los que ven que delinquir no tiene castigo ¿por qué no harían lo mismo?.

Sería interesante que el Procurador General de la provincia de Buenos Aires explique estos hechos, si es que puede, al igual que los jueces de la Corte Bonaerense, superiores de los jueces.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *