Avellaneda: Denuncias y protestas de trabajadores del Sanatorio Itoiz

Trabajadores se manifestaron en las puertas del Sanatorio Itoiz ubicado en Alsina 174, partido de Avellaneda. Reclamaron por la reincorporación de despedidos y acusaron públicamente de malos tratos y discriminación por parte de sus directivos.

Denuncian que hace varios meses el clima dentro de la institución comenzó a volverse cada vez con mayor tensión. La manifestación se realizó el lunes en horas del mediodía y participaron alrededor de cien personas que cortaron la calle Alsina y protestaron con bombos y banderas enfrente del sanatorio realizando un escrache público.

«Vine a trabajar el martes pasado como siempre a las 6 de la mañana y a la hora me llaman de Recursos Humanos y me informan que no necesitan más mis servicios. Ahora me entero que van a poner a alguien nuevo así que no es un despido normal. Fue como un baldazo de agua fría, un puñal», relató Delia González, quien se desempeñó como empleada de limpieza durante los últimos cuatro años con un «legajo impecable sin ningún tipo de suspensiones», según describe la mujer.

El caso de Delia fue uno de los primeros que se repitió, de acuerdo a varios testimonios, en los sectores de Administración y Enfermería, siendo cinco en total el número de desvinculados que se dieron durante la semana pasada. Así lo confirmó Osvaldo Gerez, secretario general de ATSA Sur (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina).

«Queremos que la empresa reinstale a la gente en su sector correspondiente. Hoy la situación es bastante complicada y esperamos que a pesar de la coyuntura económica se sigan manteniendo los puestos de trabajo», afirmó Gerez anunciando una nueva audiencia con el Ministerio de Trabajo dentro de las próximas horas.

«Hubo varias medidas que adoptó clínica como maltrato y soberbia por parte de muchos supervisores y jefes de sectores y esto ya fue denunciado en el Ministerio», expresó Carlos Fernández, secretario adjunto de ATSA Sur quien también acompañó en la movilización. «La empresa no da garantía de que esto quede acá nomás. Tuvimos una reunión pero hay una soberbia y falta de diálogo por parte de ellos. Esperemos que la empresa recapacite ya que los despidos fueron sin causa», respondió en relación a una supuesta lista de 18 empleados que el sanatorio planea desvincular en este mes de diciembre.

«Durante todo el año nos pidieron colaboraciones para no despedir gente como hacer horas extra y trabajar con materiales inadecuados. Ahora llega fin de año y empiezan a echar gente. Eso nosotros no lo podemos permitir», expresó Sergio Aguirre, uno de los trabajadores quien calificó a los despidos de «masivos e injustificados».

«Pedimos además que paren con los maltratos de los que incluso hay testigos. Ya está, salimos a la calle a pedir que nos escuchen porque no podemos seguir así», denunció Aguirre respecto a ciertos maltratos verbales y amenazas que sufren los trabajadores de distintas áreas del sanatorio. A su vez, recalcó un episodio particular donde uno de los empleados pidió un cambio de turno y terminó echado por personal de seguridad. «Hasta acá llegamos, hasta que tocaron a un compañero. Esta fue la gota que colmó el vaso», resaltó. La medida de fuerza continuará hasta lograr las reincorporaciones y frenar los posibles despidos que se puedan dar de acá a fin de año. Actualmente, el Sanatorio Itoiz pertenece al » Grupo Unión Personal , socialmente responsables».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *