Volkswagen Córdoba  Es la cantidad de personal que reducirá Volkswagen a nivel sudamericano y encendió las alarmas en el sindicato de mecánicos. “Lo que más preocupa -continuó- es que está cayendo la fabricación de autos, no la venta y para fin de año vamos a vender 650.000 autos, pero vamos a fabricar, con mucha suerte, 450.000”, señalaron desde el gremio.

Luego de que la AFIP informara esta semana la alarmante cifra de 127.000 despidos en lo que va del año, este viernes la automotriz Volkswagen sumó otra mala noticia para los trabajadores al anunciar el despido de 30.000 personas que trabajan en sus plantas a nivel mundial. Entre Argentina y Brasil dará de baja a unos 7.000 empleos.

Las dos plantas industriales que tiene Volkswagen en el país están en General Pacheco (Buenos Aires) y en Córdoba. Allí trabajan 6.000 operarios que podrían quedarse sin su ingreso salarial en los próximos meses.

La decisión a nivel global de la firma de origen alemán impactará en Argentina, donde la producción automotriz experimenta una caída cercana al 15%, según la información mensual de la cámara Adefa.

De hecho, al igual que otras terminales locales, Volkswagen ya adelantó vacaciones y suspendió personal para enfrentar el estancamiento que tiene la industria y principalmente el rubro automotriz.

Según el informe de la AFIP, de los 20 sectores productivos analizados, 14 registraron bajas en el 2016. Unas 7.719 pertenecen al segmento público y otras 119.876 al privado. Entre enero y septiembre, los sectores que perdieron más empleos fueron la construcción (46.163), actividades administrativas (36.578) y la industria manufacturera (36.257), entre otros.

Preocupación gremial

En este marco, el secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, advirtió sobre posibles pérdidas de empleo para el año que viene, si se mantiene la actual política económica.

“Si no protegemos la industria, vamos a perder puestos de trabajo. Ahora no perdimos, pero hay licenciamiento. No sé después de fin de año, si esto no se revierte, hasta cuándo vamos a sostener el licenciamiento”, indicó el gremialista.

Del panorama actual “lo que más preocupa -continuó- es que está cayendo la fabricación de autos, no la venta y para fin de año vamos a vender 650.000 autos, pero vamos a fabricar, con mucha suerte, 450.000”.

Por su parte, Volkswagen ya adelantó la puesta en marcha de un plan de recorte de gastos por unos 3.900 millones de dólares hasta 2020. Las dos terceras partes de los recortes (unos 23.000 empleos) se harán en Alemania y en Latinoamérica, especialmente en dos mercados actualmente en dificultades: Argentina y Brasil.