Arresto domiciliario para el hombre que prendió fuego a dos indigentes

Los camaristas de la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Penal Contravencional y de Faltas señalaron que «la CIDH considera que siempre que el peligro de fuga o de entorpecimiento de la investigación pueda ser evitado razonablemente mediante la aplicación de una medida menos gravosa para el imputado, el juzgador deberá optar por la aplicación de aquella».

Elizabeth Marum y Marcelo Vázquez, camaristas de la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Penal Contravencional y de Faltas confirmaron el arresto domiciliario del acusado, Damián Jorge Calabró -alias «el gordo Bubú», en el marco de la causa en la que es juzgado por el delito de homicidio calificado en grado de tentativa, tentativa de lesiones graves o incendio doloso consumado agravado por el riesgo de muerte, ocurrido en abril en el barrio de Mataderos.

A su vez, la Justicia rechazó el recurso de apelación que presentó la defensa, donde argumentaban que «los riesgos procesales desaparecieron y que su defendido es el único sostén económico de su familia«, por lo que solicitaron como pauta que Calabró se presente al tribunal o en una comisaría con regularidad. También pidieron que pudiera trabajar, y regresar a su casa, para el cumplimiento del arresto domiciliario.

Desde la Sala I argumentaron que «la CIDH considera como estándar fundamental de aplicación, que siempre que el peligro de fuga o de entorpecimiento de la investigación pueda ser evitado razonablemente mediante la aplicación de una medida menos gravosa para el imputado, el juzgador deberá optar por la aplicación de aquella».

Para Marum y Vázquez, «se han respetado estos lineamientos ya que se ha decidido la morigeración de la prisión preventiva», y agregaron que «si bien el imputado debe permanecer en arresto, lo hará desde su hogar, y en compañía de su entorno, de modo que los fines del proceso se encuentran asegurados a través de una medida que resulta proporcionada con el fin de evitar la concreción de riesgos procesales y que no implica, además, un cercenamiento de la libertad tan grande como el que constituye el encarcelamiento cautelar en un establecimiento carcelario».

«El gordo Bubú» está acusado de prender fuego a principios de mayo a dos indigentes , que dormían bajo la avenida General Paz, en el barrio de Mataderos. Calabró fue detenido el domingo 2 de junio por efectivos de la Brigada de la Comisaría Comunal 9, cuando lo encontraron en la casa de un familiar donde se escondía. En el momento del hecho se encontraba con un acompañante, a bordo de un auto Volkswagen, quien aún no fue identificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *