ARBA detectó más de 500 mil metros cuadrados sin declarar

  La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires notificó a propietarios de industrias, comercios y viviendas para que regularicen su situación. “Si todos tributan en igualdad condiciones se fortalecen los recursos de la Provincia», resaltó el director de ARBA, Gastón Fossati.

Luego de una serie de operativos de fiscalización catastral, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires detectó más de 500 mil metros cuadrados construidos sin declarar y notificó a los propietarios de los inmuebles para que regularicen su situación.

Sobre un total de 16.382 partidas inmobiliarias controladas en distintos puntos del territorio bonaerense, el 31% presentó irregularidades. Muchas de esas infracciones involucraron a predios donde funcionan industrias y comercios en actividad, que se encontraban registrados como terrenos baldíos.

El director de ARBA, Gastón Fossati, explicó que «a partir de mecanismos de fiscalización presencial y satelital” pudieron detectar “más de cinco mil casos de evasión en el Impuesto Inmobiliario», al tiempo que puntualizó que lograron “identificar edificaciones muy importantes que estaban sin declarar».

A la vez, destacó: «Estamos profundizando los controles vinculados a los impuestos patrimoniales para terminar con las situaciones de incumplimiento», e hizo hincapié en que «avanzar contra esta modalidad de evasión es una forma de llevar justicia y equidad a los bonaerenses, porque si todos tributan en igualdad condiciones se fortalecen los recursos de la Provincia” y, de esta forma, los vecinos pueden vivir mejor».

Los inmuebles en infracción están localizados en las ciudades de Bahía Blanca, Chascomús, Brandsen, Lezama, Castelli, Tandil, Dolores, Escobar, Tigre, Malvinas Argentinas, Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell, Mar Chiquita, Necochea, San Pedro, 25 de Mayo y Coronel Vidal.

Además de los establecimientos industriales y comerciales declarados como baldíos, los fiscalizadores de ARBA detectaron viviendas, hoteles, complejos de spa y hasta shoppings que contaban con mejoras y ampliaciones que sus dueños nunca informaron.

Según la normativa vigente, los propietarios están obligados a denunciar cualquier cambio edilicio ante la Agencia de Recaudación dentro de un término máximo de 30 días, a partir de que la modificación se encuentre en condiciones de habitabilidad. Si no se declara la verdadera situación del inmueble en el plazo estipulado, el organismo provincial tiene la posibilidad de incorporar las mejoras de oficio y aplicar las multas correspondientes.

Quienes posean construcciones sin declarar pueden regularizar su situación a través de internet, ingresando en www.arba.gob.ar e informando las características de su propiedad, o bien de manera presencial en el PUNTO ARBA más cercano a su domicilio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *