Aranguren anunció que “depurarán la base de datos”

   “Tenemos que asegurarnos que la tarifa social llegue a quien lo necesita”, dijo el ministro de Energía y Minería en un seminario en la Cancillería sobre la adaptación del país a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, indicó que la reducción de subsidios a los consumos de gas y electricidad provoca “un impacto en el bolsillo de todos los argentinos, pero tiende a que valoricemos la energía con el real costo de producirla, que va a ser la primera etapa para producir ahorros y eficiencia en su uso racional”.

Así lo indicó al disertar en un seminario en la Cancillería sobre la adaptación del país a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU.

Sobre la quita de subsidios para estimular el ahorro, el ministro destacó el paliativo de la tarifa social para el acceso de los sectores más vulnerables a los servicios eléctricos y la provisión de gas.

“Seguiremos trabajando en la depuración de bases de datos y reorganizar la tarifa social, porque hoy sólo se tiene como referencia al titular del servicio, del medidor de gas o luz, y tenemos que asegurarnos que (el beneficio) llega a quien la necesita; ése es un trabajo que vamos a encarar durante 2017”, aseguró el funcionario.

El ministro recordó que el objetivo 7 del plan de Naciones Unidas apunta a “garantizar el acceso a la energía asequible, sostenible, segura y moderna para todos” y que “se emparenta con las metas del Gobierno de “garantizar la seguridad energética para el desarrollo sostenible y acompañarla con una mitigación del impacto del cambio climático”.

“El sector energético es productor del 27% de los gases de efecto invernadero en el país, por su participación relevante en la matriz de anhídrido carbónico”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *