Alquileres con aumentos del 40% y más requisitos

Distintas organizaciones de usuarios e inquilinos aseguran que para el año que viene, las renovaciones llegan con fuertes incrementos y mayores exigencias. Los propietarios también se quejan y aseguran que cayó la rentabilidad.

A la dificultad para acceder a la vivienda propia, en el último tiempo se le suman las dificultades crecientes para aquellos que tienen que alquilar. Y es que en los últimos meses, los precios aumentaron de manera considerable, e incluso las renovaciones vienen con incrementos de hasta el 40%.

Según denuncian distintas organizaciones que agrupan a los inquilinos, ante la alta demanda por un departamento o por una casa, los popietarios aprovechan la situación del mercado para imponer exigencias mucho más grandes, e incluso, para aumetar los valores de manera fija.

Por caso, para el año que viene se estima que las renovaciones llegarán con aumentos de un 20 % en promedio, con subas de hasta el 40 en algunos barrios como Palermo.

Según la Cámara Inmobiliaria Argentina, el mercado de alquileres no está regulado, y todo se maneja de acuerdo a la oferta y demanda. Es ahí cuando los propietarios aprovechan la coyuntura para imponer exigencias que complican la vida a aquellos que buscan un alquiler.

Por caso, por temor a las garantías truchas y a la morosidad, piden hasta dos garantías propietarias de la misma ciudad en donde se alquila, e incluso hasta el recibo de sueldo de los inquilinos.

Además de las subas de precios, el costo para acceder a una vivienda crece también por todos los gastos colaterales que implica firmar un contrato de alquiler. Las inmobiliarias cobran hasta el 5 % del total de contrato como comisión, o un alquiler mensual más el 20 %.

Además, para ingresar se debe abonar un mes por adelantado y otro de depósito, que se suma al gasto de escribano que demanda la operación. En fin: para un alquiler de $ 1500 mensuales, un inquilino debe abonar más de $ 5000 cerrar la operación.

El problema se agrava teniendo en cuenta la cantidad de familias que no tienen acceso a la vivienda propia. Según datos privados, el 15 % de las familias del país viven en viviendas alquiladas. El porcentaje supera el 22 % en áreas urbanizadas de clase media y media profesional como Buenos Aires.

Ricardo Botana, titular de la Unión Argentina de Inquilinos, explicó en Radio 10 que “hay un aumento claro de contrato a contrato, y también sobre todos los requisitos que se exigen a los inquilinos. Hay gente al que le han pedido el recibo de sueldo del garante. Eso para asegurarse de tener un inquilino que garantice el pago del alquiler. Todo esto se debe a la cantidad de demanda que le pemite a los propietarios hacer estos pedidos”.

Botana también aseguró que “se da un aumento en el medio de la duración del contrato. Dentro de la capital hay mucha demanda de alquiler, pero todo según los barrios. Se da fundamentalmente en los barrios típicos como Palermo, Belgrano o Recoleta”.

Los propietarios también se quejan

Sin embargo, los dueños de propiedades en alquiler aseguran que la situación no es la misma de los últimos años. Según un informe, antes del 2001 la rentabilidad era del 7 y 8 %, mientras que en la actualidad no supera el 4 %.

Además, aseguran que los aumentos no superan el 20 %, y que en los lugares donde el incremento es mayor, se debe a que los valores estaban muy retrasados con respeco a años anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *