Alertan por estafas a afiliados de obras sociales: el caso Elevar Pasteleros

Repetidas son las denuncias sobre estafas a afiliados de obras sociales. Los llaman, se acercan a los lugares de trabajo y les prometen mejores servicios. Pero todo es un engaño.

La trama delictiva se reitera con distintas obras sociales sindicales. El caso de Elevar, la obra social del Sindicato de Pasteleros, es crucial para entender el modo de accionar de los estafadores.

«Llegaron al trabajo con unas planillas, nos dijeron que venían de Elevar y que se trataba de un plan de mejoras y superador. Les dimos los datos. Nos sacaron fotos, firmamos pero no nos dejaron ninguna copia de los formularios. No comentaron que en 3 meses nos llegaba el nuevo carnet».

El relato es de Noelia Pinceti, empleada de una heladería Grido de Llavallol y una de las víctimas. Se enteró de la estafa cuando llamó a Elevar para pedir un turno y aparecía dada de baja, con proceso de traspaso a otra prestadora, a la obra social de remiseros.

A Emanuel Bertolucci, su compañero de trabajo, le sucedió lo mismo: «Jamás nos dijeron que era un cambio de obra social, invocaron el nombre de Elevar,  pero eran estafadores. Cuando llamamos para pedir una explicación del engaño el vendedor y la otra obra social se lavaron las manos».

Los reclamos de los trabajadores fueron recibidos por el Sindicato de Pasteleros y Elevar, y desde allí se dio curso a una presentación ante la Superintendencia de Servicios de Salud, el órgano encargado de regular y controlar la actividad de obra sociales en el país.

Desde la obra social pastelera lanzaron una campaña de difusión en lugares de trabajo y así detectaron nuevos casos. Todos con similar modus operandi y con traspasos realizados a otras prestadoras sin el consentimiento de los trabajadores.

«¿Y ahora que hago?», fue la pregunta que se hicieron los afiliados. El reclamo ante la Superintendencia es personal y el camino legal establece esperar un año para optar por otra obra social. Pero tras la gestión de Elevar se logró que la misma obra social pueda actuar en representación de los engañados.

Por eso, en los últimos días empezaron a recibir a los afiliados en las oficinas en Capital Federal para obtener el consentimiento de cada uno de ellos y avanzar en una denuncia formal y en conjunto ante el órgano regulador.

«Hay que alertar a los trabajadores sobre este tipo de situaciones. Nadie puede acercarse a los lugares de trabajo a ofrecer este tipo de traspaso o mejoras. Eso es ilegal: la baja y el cambio debe ser solicitado por cada afiliado en las oficinas de la respectiva obra social», explicaron desde Elevar.

La obra social de Pasteleros encabezada por Lorenzo Benítez (presidente) y Ricardo Portillo (vicepresidente), se hará cargo de las gestiones para que cada afiliado y su familia vuelvan a contar con los servicios de Elevar.

Otras denuncias

JESICA CHÁVEZ  (Dean & Dennys – GREEN BURGER )
«Vinieron 2 promotoras al trabajo para ofrecernos algo que era falso. OMINT ofreció un plan superador pero nunca aclararon que venía una factura aparte de aporte. Por recibo de sueldo.
No aboné nunca las facturas. Hablé con mi abogado que tenía que hacer la denuncia en la Superintendencia de Servicios de Salud pero luego se comunicaron desde Elevar para realizar este trámite entre todos los damnificados»

AXEL A. PERALTA ( LAS TOSCAS)
«Trabajo en el puesto de pizzas. Se acercaron al trabajo promotoras haciéndose pasar por personal de Elevar pero en realidad eran de la Obra Social de Remiseros. Firmé confiando en su palabra aunque no me dejaron ninguna copia de la documentación. Nunca me llegó la credencial. Cuando voy a consultar a la sede de Lomas de Zamora me dicen que estaba dado de baja de Pasteleros y estaba en otra obra social»

MARÍA DEL MILAGRO CORTEZ (ARCOS DORADOS Recoleta)
«Me contactaron en el local. Los promotores le pidieron permiso al gerente y nos comentaron la propuesta a los empleados del local. Yo quería hacer el traspaso por las mejoras que me ofrecían. No sabía que llegaba una factura aparte, no dejaron claro ese punto pero además, tampoco brindan la cobertura que prometieron, OMINT».

BIANCA BELÉN CORIA (ARCOS DORADOS Paseo Colón e Independencia)
«Me llamaron al celular diciendo que eran de Elevar y que estaban haciendo llamados para verificar si estaba de acuerdo con el servicio. Me convencieron, yo tendría que haber cortado la comunicación. Mandaron los papeles a mi casa para que los firmara y nunca más supe de ellos. Me enteré, a través de mis compañeros, ellos me avisaron que Uds. habían puesto carteles alertando de engaños y estafas»

– Afiliados estafados se acercaron a Elevar para aceptar ser representados por la obra social ante la Superintendencia de Servicios de Salud

Por notas o ampliación: Lorenzo Benítez (Presidente Elevar) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *