Alejo Chornobroff, intendente interino de Avellaneda, no se le cae una idea potable

La política tiene cosas muy curiosas y personajes que desperdician las oportunidades que se les presentan, tal vez, porque esas oportunidades no se las ganaron por capacidad sino por «militancia», como es el caso de Alejo Chornobroff, quien un día pegó el salto y fue nombrado Jefe de Gabinete en el municipio por su protector Jorge Ferraresi.

Esta designación como la de otros funcionarios con más denuncias que méritos, se hacen más evidentes cuando la falta de capacidad los lleva a mal gastar los recursos públicos para el autobombo mal aplicado.

Mientras los vecinos no paran de pedir más seguridad, se quejan por los aumentos de la TAS que no se ven reflejados en los servicios que los vecinos necesitan, cuando continúan muchos barrios de Avellaneda con reiterados cortes de energía eléctrica, el intendente interino Chornobroff se pasea por los centros de jubilados y organiza una jornada en la reserva ecológica de Avellaneda, poniendo los recursos donde menos se los necesita.

Peor aún, imita las publicaciones de la oposición compitiendo con Landaburu y Otero en quien es el más ridículo y mentiroso, por un lado la oposición junta firmas contra la tasa municipal y la seguridad, publicando fotos donde se cuentan entre 4 o 5 vecinos y habla de decenas y lo mismo hace Alejo al promocionar con los medios con pauta jornadas donde apenas llegan a una decena de vecinos.

Esta tendencia de subestimar la inteligencia del vecino, los deja como más de lo mismo, cuesta entender el capricho de Ferraresi en elevar militantes incapaces de cumplir sus funciones, pero peor aún, que llegan al cargo para ellos mismos con sus acciones demostrar que los pusieron a dedo.

Sin dudas la clase política de Avellaneda va en decadencia, se podía criticar y no estar de acuerdo con los políticos que pasaron por el municipio o el HCD, pero estos son solo ambiciosos apurados en figurar y salvarse para no tener que vivir sin ser parte del Estado, Ferraresi está en su último mandato y con errores y aciertos ha tenido una gestión aceptable, pero parecería que está haciendo todo lo posible para no dejar un sucesor y que esa pausa como intendente sea el principio de una campaña de retorno.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *