Ada-SierraAda María Magdalena Sierra, es una arquitecta que tuvo o no, la suerte de casarse con el ingeniero Jorge Ferraresi, un funcionario del municipio de Avellaneda, que un buen día tuvo la oportunidad de reemplazar a su mentor el ex intendente Baldomero Cacho Álvarez de Olivera o “Cacho”, el que nunca imaginó que su suplente terminaría desarmando su equipo y borrando a la gente que no le rindió obediencia a su nuevo cargo.

Quienes la recuerdan en sus primeros pasos por el municipio, lo hacen refiriéndose a una mujer muy distinta a la que hoy ven en los actos toda producida y en pose constante, era una mujer sencilla, se podía hablar con ella de igual a igual, claro era la esposa de un funcionario, no del intendente, al parecer esta nueva condición hizo que todo en ella cambiara y que tuviera además que salir a mostrarse fuerte cuando es vox populi, que el matrimonio se sostenía solo para la vista de los demás en medio de rumores de todo calibre.

Nadie niega que el intendente posee una conducta despótica a pesar de que gusta fotografiarse junto a jóvenes de ideas progresistas, personalmente recuerdo el día de la conferencia de prensa en la oficina de reuniones del intendente, el miedo de las chicas de la privada, que solicitaban, casi implorando, que bajaran la voz los presentes porque después el intendente se enoja y nos dice de todo. Por lo que el uso de la palabra consorte no es algo antojadizo.

La candidata nació un 25/06/1966, posee el CUIT 27-17902521-9, con varias propiedades en el partido de Avellaneda, varias cuentas bancarias en el Banco Nación, Banco Provincia, Citi Bank, BBA Francés, HSBC, Comafi, algunos vehículos, y participación societaria junto a su esposo el ingeniero Jorge Horacio Ferraresi en algunas empresas del rubro construcciones, reformas y reparación de edificios no residenciales, algunas con mismo domicilio legal como por ejemplo PROCIV S.A CUIT 30-67900264-9 y SAEK SRL CUIT 30-68704049-6, ambas con domicilio en la calle Lavalle 636, piso 7ª, oficina 1, CABA.

Con muchas preguntas sin responder, desde el municipio no han respondido nunca a la requisitoria periodística sobre informar los proveedores del municipio y descartar algunas de las acusaciones que llegan a nuestra redacción, respecto de que se han beneficiado empresas familiares con la gestión Ferraresi.

Con motivo de la inauguración del Centro Municipal de Zoonosis, aprovechamos a entrevistar a la candidata por la lista 503 del FpV, la cual primero aceptó con gusto y luego fue cambiando su ánimo y su rictus, acompañamos la nota con el video, que no tiene la mejor calidad por el poco espacio en el lugar y el constante choque de los presentes, pero realmente la opinión y las respuestas de esta señora, demuestran que no es política, que sabe poco de lo que pasa en el municipio que pretende representar en el HCD, pero por sobre todo, demuestra que no tiene respuestas válidas ante preguntas de un periodismo independiente, en medio de tantos medios obsecuentes que tiene el municipio que van acompañando con “maquillaje” lo que todos los días el común de los vecinos padecen, como por ejemplo el tema de la inseguridad.

Este medio se constituyó en algunos de los lugares donde los vecinos se quejaban de que mientras existen zonas “liberadas” para el delito, en otros, se designan no solo policías para cuidar propiedades de funcionarios, sino también personal de Protección Ciudadana, por ejemplo el domicilio de Hugo Barrueco tiene custodia y el de la candidata posee un móvil de Protección Ciudadana, un auto con personal de civil y dos efectivos uniformados que recorren las inmediaciones de la calle Lafayette al 200, para no ser tan exactos. Allí, la propiedad, tiene uno de los terrenos más importantes en metros cuadrados y valor inmobiliario. Sin dudas un matrimonio que han sabido generar un importante patrimonio combinando la función pública y los negocios privados.

Uno a esta altura no sabe realmente cuál es el concepto de militancia que poseen candidatos como Sierra, si bien se ha leído en medios locales que otros candidatos del FpV destacan su militancia, lo concreto es que cuando se pregunta al respecto nadie recuerda un hecho específico.

Como vecino y periodista, me preocupa y mucho la poca importancia a los hechos delictivos que se suceden a diario en el partido, como si nada de lo que ocurre les importara, en una especie de autismo político, siguen pronunciando discursos que ni quienes los acompañan comparten, pero son los que “manejan” la situación.

En boca de Sierra, la palabra inclusión se repite, como una muletilla, que pierde su impronta ante el menor cuestionamiento.

Para reforzar la campaña, desde el municipio se reparte a la gente en Plaza Alsina, una elegante guía, con el título “Programa Municipal de Seguridad” gestión Jorge Ferraresi, con un papel de alta calidad y mucha información sin un respaldo que avale las cifras que allí se mencionan, de esta forma se ocupan los políticos de turno en el poder de la inseguridad, invirtiendo en publicidad y desviando las discusiones que reclaman los vecinos, ya cansados de tantas mentiras y promesas.

Por eso es necesario que al votar, lo hagamos con responsabilidad, votando a quien más nos guste, pero sabiendo que estamos llevando a representarnos a candidatos que terminaran beneficiándonos o perjudicándonos.

Hay muchas materias pendientes en el partido de Avellaneda por resolver, la inseguridad, la corrupción, la política basada en el clientelismo, las zonas liberadas, los controles, el respeto por el vecino.

  Por Marcelo Ricardo Hawrylciw