Acusan a Kravetz de “desconocer los derechos de la Niñez”

  La CPM pide la destitución del secretario de Seguridad de Lanús por creerlo “responsable” de la exposición de un menor del distrito en el programa televisivo de Jorge Lanata. Rodrigo Pomares, director del área de Justicia y Seguridad de la CPM, apuntó a que el funcionario “permitió un tratamiento estigmatizante” de las imágenes.

El director del área de Justicia y Seguridad de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Rodrigo Pomares, apuntó a que el secretario de seguridad municipal de Lanús, Diego Kravetz, dio cuenta de un “grave desconocimiento de las normativas que rigen y de las obligaciones que tiene el municipio de Lanús sobre la niñez”.

Es en el marco del pedido de la CPM al intendente Néstor Grindetti para que lo aparte del cargo por “su responsabilidad como funcionario público en las acciones que permitieron a la producción del programa televisivo Periodismo para Todos realizar una entrevista a un niño de 11 años violando sus derechos e incumpliendo las normas que garantizan su protección”.

En el mismo sentido se realizaron, además, denuncias ante el ENACOM y la Defensoría del Público, además de un pedido de informes a la secretaría de Desarrollo Social del municipio.

Se trata del caso de “El Polaquito”, el niño de 11 años que fue centro de un informe del programa conducido por Jorge Lanata. La familia denunció que fue obligado a hablar, es por eso que desde el Concejo Deliberante local también se hicieron eco de la polémica en la última sesión.

Pomares acusó a Kravetz de realizar “un tratamiento estigmatizante” de las imágenes difundidas el domingo 16 de julio al señalar que “se intentó vincular a la niñez con la delincuencia”, con el fin de lograr propuestas como “la baja en la imputabilidad”.

“Un funcionario que ocupa una cartera central dentro de un municipio no puede tener tan profundo desconocimiento y propensión a violar un marco normativo tan importante”, remarcó sobre la exposición del menor, que además fue trasladado a una comisaría. “Eso fue la muestra más grave de desconocimiento”, manifestó.

Por otro lado, también hizo hincapié en que el funcionario “no está en condiciones de evaluar los derechos del niño en los distintos casos con los que se debe encontrar diariamente”.

La CPM entiende que Kravetz fue “partícipe de una escena que claramente estuvo orientada a realizar un uso mediático de un niño para legitimar el creciente discurso punitivista del Estado y justificar las prácticas arbitrarias e ilegales sistemáticas de las fuerzas policiales”.

Además, agrega: “Preocupa aún más porque no es la primera vez que se conocen modos de proceder del funcionario en los que su participación parece estar más inclinada a su involucramiento operativo que en el control del desempeño policial. Estando a cargo de esa secretaría la capacitación de los y las policías locales, alarma que estos criterios que traslucen un profundo desconocimiento o menosprecio por los derechos reconocidos a los NNA, sean transferidos a los agentes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *