8 de agosto día mundial del orgasmo femenino

El 8 de agosto se recuerda como el día internacional del orgasmo femenino, aunque bien podría ser un día para celebrarlo y regalarle a la pareja un buen orgasmo.

Según un estudio hecho por profesionales del Hospital de Clínicas en base a una encuesta a 700 mujeres, se detecto que el 30% de las mujeres no suelen experimentar orgasmos y el 12% nunca tuvieron uno, ni sola, ni con sus parejas”, afirma la Dra. Silvina Valente de la Sección Sexología de la División Ginecología, las consultadas son mujeres de Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, en forma anónima.

La poca información en una nota que podría ayudar a muchas mujeres y parejas, carece de datos importantes y solo se remite a una estadística y unos trazos sobre los que se destacan:

“Algunas mujeres tienen más de un hijo y jamás experimentaron un orgasmo, lo confunden con la excitación o con la sensación de intimidad con su pareja o también con el orgasmo de él. Lo cierto es que cada vez son más las mujeres que creen que el encuentro sexual finaliza cuando el hombre eyacula y que por múltiples razones no continúan en búsqueda de su placer”, sostiene.

​Entre esas razones está el desconocimiento de que necesitan más tiempo para acabar, y que, esperarlas y que ellas mismas «se esperen», es un derecho en el camino de la equidad del placer. La mayoría de las anorgásmicas tienen 35 años o más. «Las más chicas llegan más al orgasmo pero lo viven más como una obligación, por las libertades sexuales, que como algo para ellas mismas,»

En la experiencia orgásmica está presente lo biológico, lo psicológico y lo social, que son las tres dimensiones constitutivas de todo individuo. En lo social entra lo cultural. Y el orgasmo también puede ser feminista. Porque «una mujer informada siente», dice la especialista. 

El origen del día proviene de la autocrítica de un político brasilero
Arimateio Dantas, concejal del pueblo brasileño de Esperantina. Dicen que tenía que compensar a su esposa por algunas “deudas sexuales” y propuso dedicar un día a estimular el placer. En un principio fue cada 9 de mayo, pero después se cambió al 8 de agosto.

Ahora celebración se extendió a otros países como Dinamarca, Noruega, España, México, Argentina y nuestro país. De acuerdo con la fecha, por ejemplo, en Noruega es declarado feriado.

Algunas estadísticas mundiales

Una investigación realizada en 2016 por el Centro de Estudios Sexuales de Long Beach, California, Estados Unidos; sugiere que cualquier mujer sana está en condiciones de tener hasta 134 orgasmos en una hora, que para hacer el cálculo convocó a 800 voluntarios de ambos sexos. No se sabes qué instrumento de medición permitió dar con una cifra tan precisa, porque para la mayoría de los sexólogos contemporáneos el orgasmo no es otra cosa que un pico de excitación, el máximo nivel que se puede experimentar en una ocasión concreta, por eso nunca hay un orgasmo igual que otro. Según esa definición, la clave del «éxito» radica en sostener ese estado de excitación, en el caso de las mujeres, por no menos de 15 minutos. La tarea no necesariamente implica la participación de otra persona. 

Con esto el informe del Hospital dependiente de la UBA, aunque falto de profundidad, revela que las mujeres argentinas están por debajo de mujeres de otros países en cuanto a llegar al orgasmo.

Innumerables estudios han abordado el tema del orgasmo femenino, donde a pesar de la capacidad de la mujer de tener múltiples orgasmos, ni siquiera llega a uno.

Los factores son muchos y en mujeres clínicamente sanas, los motivos pasan por cuestiones que tienen que ver con el conocimiento y el diálogo, ya que siempre se ha recomendado que las mujeres aprendan a conocer su cuerpo, disfruten del mismo y puedan tener placer y orgasmos sin la intervención de otro, poco importa si es del mismo sexo, del sexo opuesto o de disfrutar con otras personas.

Habrá mujeres que logren el orgasmo en un tiempo breve y con baja estimulación y otras, la mayoría que necesiten de una previa o de juegos posteriores al orgasmo de quien la acompaña en la relación sexual, también destacar que orgasmo no es sinónimo de penetración y son muchas las formas de poder tener un orgasmo.

Mi conclusión es que lo que es prioritario es la confianza y el diálogo con la pareja sea esta permanente u ocasional, el placer es el camino al orgasmo cuando ese camino es recorrido sin presiones, dejando que todo fluya y con una importante cuota de complicidad, la rutina en parejas suele disminuir factores como el goce de la relación y el hecho de que algunas mujeres finjan el orgasmo lejos de ayudar a la pareja la aleja del gozo mutuo.

En mi experiencia de haber entrevistado mujeres de distintos estratos sociales, formación y edad, en la Argentina es entendible que el porcentaje sea superior a otras encuestas al respecto de las mujeres que no experimentan orgasmos por una fuerte influencia patriarcal o machista, donde el placer en la relación se centraba en el goce masculino, muchos hombres tienen un gran desconocimiento incluso de la constitución femenina y de la forma en que actúan durante el sexo las distintas zonas, por lo tanto comparto que las mujeres deben tener conocimiento del placer, pero también que aquel hombre que quiera ser un buen amante debe mínimamente tener una idea de lo que pretende hacer, una cosa es dar placer y otra sentirlo.

Un buen momento no debe estar limitado por cuestiones tan vanales como el tiempo y por lo menos en el día del orgasmo femenino, celebrarlo es una excelente excusa para honrarlo.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *