La UOM denunció que la fábrica cerró sus puertas y dejó sin empleo a los 162 trabajadores.

La empresa Informática Fueguina Sociedad Anónima (IFSA), perteneciente en partes iguales al Grupo BGH y al joint venture Positivo-BGH, se encuentra en una situación delicada. Finalizada su actividad del año por el período de vacaciones, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) denunció que la fábrica cerró sus puertas y dejó sin empleo a los 162 trabajadores que componen la plantilla de la empresa.

Según se difundió, el posible cierre de esta empresa había sido advertido por el gremio tiempo atrás, pero ahora se confirmó la desvinculación de los trabajadores, a pesar de que aún no habían recibido los telegramas de despido.

El Secretario Adjunto de la UOM Río Grande, Marcos Linares, afirmó que la medida “es una consecuencia directa de la quita de aranceles para los productos importados, resuelta por el gobierno nacional”. Justamente, el conflicto se suscita luego de que el Gobierno nacional anunció esta medida para los productos informáticos (PCs y notebooks), que se haría efectivo a partir de marzo del año que viene.